BIBLIOCIENCIA

Titulo: Tecnología de producción sostenible de “bulbillos” de ñame (Dioscorea alata Lin);  en agroecosistema cafetalero.

Autores: MsC. Daniel Ramírez Tamayo1. daniel@mupalma.uo.edu.cu

MsC.  Felipe Martínez Suárez2. fmartinez@ecicc.ciges.inf.cu

MsC. Jorge Luis Ramajo2ramajo@ecicc.ciges.inf.cu

1. Sede Universitaria Municipal “Palma”, Santiago de Cuba

2. Estación Central de Investigación de Café y Cacao III Frente, Santiago de Cuba.

Resumen.

La investigación  tuvo como escenario productivo la finca Sacarías ubicada en el sitio Rincón de Blasa , pertenecientes al municipio de Tercer Frente, provincia de Santiago de Cuba durante los años 2007—2009. Se desarrolló en el experimento diseño de la tecnología para la producción de bulbillos de ñame sobre canteros multiplicadores. A partir de los tratamientos propuestos para canteros multiplicadores, se determinaron los de mejor comportamiento productivo para la tecnología;   evaluando  dos clones de D. alata. (Sacaría y Cartagena Blanco), en tres marcos de plantación (1.50 x 0.70x 0.50 m; 1.50x 0.70 x 0.60 m, 1.60 x 0.50 x 0.40 m) y  tres  categorías de semillas para la plantación (calibre + 80 g, calibre 40-80g  y calibre 10 – 40 g). Los mejores resultaron fueron los marcos de 1.50 x 0.70 x 0.50 y 1.50 x 0.70 x 0.60 para los calibres de más 80g y 40 a 80g. Los resultados de la investigación demostró  la factibilidad de la implementación de  la tecnología para el manejo de la producción de semilla de ñame (D. alata L.) a partir de bulbillos aéreos en canteros multiplicadores en agroecosistemas cafetaleros.

 

Palabras Claves: Dioscorea spp. , Bulbillo aéreo, agroecosistema cafetalero.

 

 

SUMMMARY

The research was productive scenario Draw farm located on the corner Blasa site belonging to the municipality of Third Front, province of Santiago de Cuba during the years 2007-2009. the yam design of technology for the production of little bulbs on stonemasons developed in the experiment multipliers  itself. Starting from the treatments once stonemasons were named for multipliers, they determined the ones belonging to better productive behavior for the technology;   evaluating two D’s clones alata. ( he would serve the ball and Cartagena Blanco ), in three frames of plantation ( 1,50 x 0.70x 0,50 m; 1.50x 0,70 x 0,60 m, 1,60 x 0,50 x 0,40 m ) and three categories of nuts for the planting ( calibrate 80 g, calibrate 40-80g and calibrate 10 – 40 g ). They worked out better the frames came from 1,50 x 0,70 x 0,50 and 1,50 x 0,70 x 0,60 for the too many calibers 80g and 40 to 80g. The feasibility of implementation of technology for the handling of production of seed of yam demonstrated the aftermath of investigation ( Dioscorea alata L.) starting from aerial little bulbs in stonemasons multipliers in agroecosistemas coffee planters.

 

 

Key words: Dioscorea spp. , Aerial little bulb, agroecosistema coffee planter.

 

 

INTRODUCCIÓN

El ñame pertenece al orden Dioscoreales, de la familia Dioscoreaceae, la cuál contiene 6 géneros, pero Dioscorea es la más importante con más de 600 especies identificadas, distribuidas  principalmente en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, donde  solamente entre 12 y 20 especies son comestibles (Martín, 1978). Siendo  la D. alata  la especie que actualmente ocupa la mayor superficie cultivada en las zonas tropicales húmedas, y es entre los ñames, el que produce la cosecha con mayor rendimiento (Vizcarrondo, 2004)

En Cuba el  cultivo del  ñame  se encuentra con mayor arraigo en  la  región oriental,  constituyendo una de las viandas que forma parte  importante  del balance alimentario del montañés,  rico en carbohidratos y en vitaminas, como la C o ácido ascórbico, la B2 o riboflavina, la B1 o tiamina y la provitamina  A. Viéndose en la actualidad su cultivo limitado, entre otras causas, por la carencia de semillas al ser éste (tubérculo) fuente proveedora de propágalos y a la vez parte que demanda el hombre para su alimentación. Rodríguez (1990).

 

Tomando en consideración las problemáticas actuales que afronta el cultivo y las ventajas que representa realizar plantaciones de ñame (Dioscorea alata Lin.) a partir de la aplicación de una tecnología sostenible de producción de material de propagación sobre la base de la utilización de “bulbillos aéreos”, debe constituir uno de los principales objetivos a alcanzar por los productores debido al alto índice de multiplicación que en la producción de semillas generan clones productores de estos.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

La investigación  se desarrolló  en la CCS “Onelio Díaz”, en la finca Sacarías ubicada en el sitio Rincón de Blasa. Localizada en   latitud 20 18 N, longitud 76 16 O, altura de 150 msnm, en el municipio de Tercer Frente, Santiago de Cuba, durante los años 2007—2009. Para el cumplimiento del  objetivo se  determinó el impacto socio-económico de la producción de semillas a partir de “bulbillos aéreos” en canteros multiplicadores.  El trabajo se desarrolló sobre un suelo pardo carbonatado, según la nueva versión genética de los suelos de Cuba (Hernández et al, 1999). Estos suelos son medianamente profundos, con buena estructura y textura, buen drenaje y alto contenido de materia orgánica. En la  investigación se estableció el diseño  de la tecnología para la producción de bulbillos de ñame (Dioscorea alata L.) sobre canteros multiplicadores para los  agroecosistemas  cafetaleros. A partir de los tratamientos propuestos para canteros multiplicadores, se determinaron los de mejor comportamiento productivo; para ello se evaluaron como variables dos clones de Dioscorea alata Lim. (Sacaría y Cartagena Blanco), en tres marcos de plantación (1.50 x 0.70 x 0.50 m; 1.50 x 0.70 x 0.60 m, 1.60 x 0.50 x 0.40 m) y tres categorías de semillas para la siembra (calibre + 80 g, calibre 40-80 g y calibre 10 – 40 g). Diseño experimental  utilizado: Diseño trifactorial de bloques al azar con  18 tratamientos y   4 réplicas.  Los datos experimentales, se procesaron utilizando el software Statistica versión 6.1 sobre Windows.  Aplicándose  un análisis de varianza de clasificación triple. Para la comparación múltiple de medias se utilizó el test de Duncan para p = 0.05

RESULTADO Y DISCUCIÓN

  1. I. Tecnología de producción de bulbillos de ñame (Dioscorea alata L.) sobre canteros multiplicadores para los  agroecosistema  cafetalero.

En relación al  comportamiento de la producción de “bulbillos” por planta y sus categorías para los tratamientos, se observó diferencias significativas entre los tratamientos; el mejor resultado para la producción por planta se obtuvo en el tratamiento  T7  con valor de 18.67 que se diferencia significativamente de los restantes, seguido del tratamiento T1 con 13.42;  y el   T8 y T13 con  valores  de 12.17 y 11.75 respectivamente, sin diferencias significativas entre estos dos últimos. Con relación al comportamiento de la producción de bulbillos y rizomas por planta  se observó una relación entre el peso total de bulbillo y el peso total de rizomas al encontrarse que para estos indicadores los mejores tratamientos fueron el T7, T1, T8, T13, T4. Y mostrar como el de peor comportamiento en ambos el  tratamiento T8. De manera general el análisis clon, marco de plantación y calibre del bulbillo, en la producción de ñame sobre canteros multiplicadores permitió integralmente comprobar el valor del clon Sacaría, la distancia de 1.50 x 0.70 x 0.60 y la categoría de 80 gramos como la combinación de mejor expresión y repuesta a los indicadores evaluados. Así lo reflejan ante  el  comportamiento de los efectos de los factores agronómicos evaluados  en el experimento (marco de siembra, clon, y tipo y categoría de semilla utilizada) al evaluar los resultados obtenidos sobre el rendimiento de los tratamientos en la producción de semillas (bulbillos) y rizomas en canteros multiplicadores (t ha-1), al observarse diferencias significativas entre los tratamientos. El mayor rendimiento correspondió al tratamientos T7 con 4  t ha-1 de bulbillos y 22  t ha-1 de rizomas, el cual superó  estadísticamente a los restantes y como peor el tratamiento T 18,  con un rendimiento de 0.64 t ha-1.  Los resultados guardan estrecha relación con la producción por hectárea al ascender  hasta las 27.165 t ha-1 y  corrobora los reportados por Sánchez, et al (2002) que plantean rendimientos de hasta 32.86t/ha.

Estos resultados se corroboran  con los obtenidos por Baker (1964) citado por Jiménez (1992)  al destacar la relación lineal positiva existente entre la población de plantas y el rendimiento de los ñames (Dioscorea spp.). Jiménez (1992) refiere  antecedentes en la literatura sobre la respuesta  al espaciamiento, en  otras especies comestible como D. esculenta (Enyi,1972) D, rotundata (Caro et ai,. 1968; Gurnah, 1974), D. composita (Cruzado, et ai., 1964) y D , alata (Rodriquez y Jimenez, 1986; Jimenez, e t  ai,. 1986)  que concuerda con Baker (1964): la disminución  del espaciamiento  entre plantas aumenta el rendimiento por unidad de área a expensas del rendimiento por planta. Gardner et al., (1985) citado por Rodríguez (2000) plantea  que el agrónomo ajusta la densidad de siembra y el arreglo espacial del cultivo a las condiciones del ambiente. Así como la fertilización, el tamaño de la semilla, la arquitectura de los sistemas de soporte, la densidad de siembra y la variedad utilizada, son algunos de los factores agronómicos a ser considerados  para la producción del ñame. Rodríguez (2000).

Se demuestra además, que la capacidad de producción de bulbillos y rizomas difiere entre los clones de la misma especie independientemente de las consideraciones agronómicas en que se cultiva. Rodríguez, 1990 señala que la producción de bulbillo es una propiedad intrínseca de cada clon, existiendo diferencias entres clones con respecto al mayor o menor número de bulbillos producidos en igualdad de condiciones. Destacando el hecho de que, un mismo clon puede producir mayor o menor cantidad de bulbillos en dependencia de la eficiencia que haya existido en la ejecución de la fitotecnia. Sánchez et al, (2002) citaron que el 71 % de los 93 clones evaluados produce habitualmente bulbillos, el 14 % lo hace ocasionalmente y sólo el 13 % no los produce. Esta cualidad es deseable desde el punto de vista de la propagación ya que los bulbillos son empleados como semilla, fundamentalmente en los clones comerciales en los que los rizomas son utilizados para el consumo. Dichos  autores han  realizado el primer y más completo reporte de este tipo en Cuba, en la colección nacional de germoplasma de ñame (Dioscorea spp), los cuales refieren  que el mayor porcentaje de los clones (62 %) tiene un rendimiento  medio  entre 6,8 y 13,6 Kg. planta-1; pero existe un 25 % que tiene rendimientos superiores a los  13,6 Kg. planta-1. Sacaría (2009) plantea entre los clones cultivados localmente el  de  mayores producciones  de bulbillos  se  encuentran en  el Sacaría de la especie  Dioscorea alata Lim.

Estos  resultados productivos pudieran  estar relacionado con el comportamiento de las principales  variables climáticas en dicho periodo (temperatura, humedad relativa, y precipitación), donde en el  periodo  experimental el promedio de las precitaciones fue de  1556 mm de lluvia. En los años 2007 y 2008 ocurrieron las mayores precipitaciones, con 2166 y 2062 mm, respectivamente. En los meses de diciembre a abril se registraron las más bajas precipitaciones para todos los años,  considerados como meses de sequía. El cultivo de ñame requiere de 1000 a 1500mm de lluvia bien distribuidas, en especial en las etapas iniciales y las temperaturas deben oscilar entre 25 a 30 ºC (Montalvo, 1991). En Cuba en las áreas que tradicionalmente se cultiva el ñame la utilización de riego es poco común, los productores aprovechan realizar la siembran en la época lluviosa. Rodríguez (2000) en su estudio sobre la botánica, domesticación y fisiología del cultivo del ñame (Dioscorea alata Lin), destaca que la  adaptación del ñame incluye la tolerancia a períodos secos. Aun después de la emergencia, la planta de ñame puede sobrevivir bajo condiciones de déficit hídrico mejor que muchos otros cultivos. Onwueme (1975)  mostró que un déficit hídrico al inicio del ciclo de crecimiento del ñame reduce su producción y pospone el inicio de la tuberización.

El comportamiento de los indicadores económico para la tecnología de canteros multiplicadores (tabla 14) se observa que los gastos totales oscilan entre 18135.74 y 23085.74 pesos. El tratamiento T7 con un costo por peso de 0.23 fue el más bajo del ensayo el que originó el mayor ingreso total con valor de 89650.50 pesos del que se derivó las mayores ganancias (78670.76 pesos) resultado de haber mostrado entre los tratamientos el mayor rendimiento (13.54 t ha-1). Otros resultados mostraron resultados positivos con su aplicación al ser evaluados sus indicadores económicos y fueron por ese orden el T1, T4, Y T8.

 

 

 

 

  1. II. Impacto socio-económico de la producción de “bulbillos” en canteros multiplicadores  en agroecosistema cafetalero.

La eficiencia del proceso tecnológico para producir semillas y satisfacer las demandas de estas en productores y población en general queda reflejada a partir de los resultados alcanzados en la investigación. Al realizarse los trabajos  bajo  los principios  de investigación participativa con productores individuales, y  formas  productivas cooperativas, entre otras,  posibilitó   extender la  tecnológica por medio del trabajo de  extensionismo agrícola  con  aceptación en dichos  productores. Materializado con el establecimiento y manejo de dos bancos de semillas y  la amplia participación de  5 UBPC, 3 CPA, 39 productores individuales del territorio.

Impacto Social

  1. Rescate de un cultivo  de tradición y en peligro de extinción en las montañas.
  2. Disminución del grado de competencia entre los consumidores y productores por el uso a la misma vez del tubérculo como semilla y fuente de alimentación.
  3. Incremento de los volúmenes de semillas.
  4. Mayor satisfacción de la canasta familiar a partir del incremento productivo y una mayor oferta de esta exquisita vianda.
  5. Creación de nuevas ofertas de empleo.
  6. Nivel de conocimiento, cooperación y organización de los productores.
  7. Tradicionalidad

Impacto Económico

Relación costo beneficio. (Ver análisis económico). Recuperación de la inversión complementaria. En correspondencia con los resultados, la inversión se recupera durante el propio año de plantación o sea en la primera cosecha. Mejoramiento del ingreso de los productores: Los resultados de la ganancia en cada variante ofrecen una garantía a los  productores respecto al incremento de los ingresos, pues garantizan sumas muy estimulantes que incentivan el incremento de esta producción unida al resto de las producciones de la finca.  Nivel de vida de los productores: Los resultados alcanzados conducen al incremento adquisitivo de los productores y con ello a elevar el  nivel de vida de éstos y sus familiares.

Impacto Medioambiental

Trata

mientos

Total de bulbillos producidos

(n)

Bulbillos producidos por categorías(g)

80

40-80

10-40

1-10

1

13.42

b

1.500

b

2.083

ab

2.583

b

6.917

b

2

9.92

e

0.750

de

1.417

cde

2.250

bc

5.500

cde

5.08

ii

0.000

g

0.667

ghi

1.500

de

2.917

jk

4

10.83

de

1.333

bc

1.250

def

1.917

cd

6.250

bc

5

8.50

f

0.250

fg

1.083

efg

1.833

cd

5.333

def

6

5.17

ii

0.000

g

0.583

hij

1.417

def

3.333

ij

7

18.67

a

2.167

a

2.417

a

4.500

a

9.500

a

8

12.17

c

1.250

bc

1.750

bc

2.750

b

6.167

bcd

9

5.00

ik

0.000

g

0.633

fgh

1.500

de

2.833

jk

10

7.50

fg

0.167

g

1.250

def

1.583

de

4.500

fgh

11

6.67

gh

0.083

g

0.333

ij

1.833

cd

4.417

gh

12

3.83

kl

0.000

g

0.167

j

0.833

f

2.833

jk

13

11.75

cd

1.000

cd

1.583

cd

2.750

b

6.000

cd

14

8.58

f

0.589

ef

0.917

fg

2.250

bc

5.000

efg

15

4.33

iki

0.083

g

0.500

hij

1.000

ef

2.750

jk

16

6.58

gh

0.167

g

1.083

efg

1.500

de

3.633

hi

17

6.25

hi

0.000

g

0.833

fgh

1.583

de

4.000

hi

18

3.50

i

0.000

g

0.250

i

1.000

ef

2.333

k

CV

0.0514397

1.544648

0.762693

0.574213

0.445905

Aprovechamiento de recursos endógenos: La tecnología propuesta permite utilizar ampliamente recursos endógenos que en la mayoría de los casos no son aprovechados (restos de cosecha y de árboles, piedras, entre otros).Protección al suelo: El hecho construir canteros como parte fundamental de esta tecnología, constituye una medida de protección al suelo del efecto erosivo. Rescate y conservación de materiales fitogenéticos: mediante las prospecciones realizadas se logro rescatar materiales fitogenéticos en extinción y otros no existentes en el municipio los cuales se conservan actualmente.

Tabla 1. Comportamiento de la producción   de bulbillos y su categoría por planta en los tratamientos(n).

Trata

mientos

Total de bulbillos producidos

(n)

Bulbillos producidos por categorías(g)

80

40-80

10-40

1-10

1

13.42

b

1.500

b

2.083

ab

2.583

b

6.917

b

2

9.92

e

0.750

de

1.417

cde

2.250

bc

5.500

cde

5.08

ii

0.000

g

0.667

ghi

1.500

de

2.917

jk

4

10.83

de

1.333

bc

1.250

def

1.917

cd

6.250

bc

5

8.50

f

0.250

fg

1.083

efg

1.833

cd

5.333

def

6

5.17

ii

0.000

g

0.583

hij

1.417

def

3.333

ij

7

18.67

a

2.167

a

2.417

a

4.500

a

9.500

a

8

12.17

c

1.250

bc

1.750

bc

2.750

b

6.167

bcd

9

5.00

ik

0.000

g

0.633

fgh

1.500

de

2.833

jk

10

7.50

fg

0.167

g

1.250

def

1.583

de

4.500

fgh

11

6.67

gh

0.083

g

0.333

ij

1.833

cd

4.417

gh

12

3.83

kl

0.000

g

0.167

j

0.833

f

2.833

jk

13

11.75

cd

1.000

cd

1.583

cd

2.750

b

6.000

cd

14

8.58

f

0.589

ef

0.917

fg

2.250

bc

5.000

efg

15

4.33

iki

0.083

g

0.500

hij

1.000

ef

2.750

jk

16

6.58

gh

0.167

g

1.083

efg

1.500

de

3.633

hi

17

6.25

hi

0.000

g

0.833

fgh

1.583

de

4.000

hi

18

3.50

i

0.000

g

0.250

i

1.000

ef

2.333

k

CV

0.0514397

1.544648

0.762693

0.574213

0.445905

Tabla 2. Comportamiento de la producción  por planta de bulbillos y su clasificación por peso según marco de plantación utilizado (g).

Marco

Total bulbillos  producidos   (n)

Bulbillos producidos por categorías(g)

80 g

40 – 80 g

10 – 40 g

1 – 10 g

1.50 x 0.70 x 0.50

8.81

b

0.63

b

1.18

a

1.91

b

5.04

a

1.50 x 0.70 x 0.60

10.08

a

0.84

a

1.33

a

2.45

a

5.37

a

1.60 x 0.50 x 0.40

5.72

c

0.06

c

0.65

c

1.38

c

3.65

b

CV

0.287066

0.054494

0.054774

0.075062

0.12289

Tabla 3. Comportamiento de la producción de  bulbillos  y sus categorías por los  Clones evaluados (n)

Clon

Total de bulbillos producidos

(n)

Bulbillos producidos por categoría

(n)

80g

40 – 80 g

10 – 40 g

1 – 10 g

Cartagena Blanco

 

7.278

 

b

 

0.380

 

b

 

0.898

 

b

 

1.694

 

b

 

4.315

 

b

Sacaría

 

9.139

 

a

 

0.657

 

a

 

1.213

 

a

 

2.148

 

a

 

5.065

 

a

CV

0.513979

1.544648

0.762693

0.574280

0.445884

Tabla 4. Comportamiento del rendimiento  de los tratamientos en canteros multiplicadores por hectárea (t ha-1)

Tratamientos

Rendimiento (t x ha-1)

Bulbillos

Rizoma

total

1

4.636

a

14.855

b

19.491

b

2

3.466

b

10.667

c

14.132

d

3

0.820

gh

4.142

gh

4.962

hi

4

3.575

b

13.731

b

17.306

c

5

2.457

c

10.849

c

13.306

de

6

0.860

gh

4.200

gh

5.060

hi

7

4.836

a

22.329

a

27.165

a

8

3.341

b

10.201

c

13.542

de

9

0.721

gh

3.639

h

4.360

i

10

2.250

cd

9.813

cd

12.063

e

11

1.719

e

7.041

ef

8.760

fg

12

0.654

h

3.796

h

4.451

i

13

3.183

b

10.316

c

13.499

de

14

1.842

de

8.011

e

9.854

fg

15

0.587

h

2.590

h

3.176

i

16

1.396

ef

8.403

de

9.799

fg

17

1.171

fg

5.707

fg

6.878

gh

18

0.646

h

3.224

h

3.871

i

CV

0.7119290

0.6352242

0.635852

Tabla. 5. Comportamiento de los indicadores económico de los tratamientos en canteros multiplicadores expresado en (MP/ha)

Trata

mi

ento

Gastos Totales

Ingreso

Total

Costo por peso

Ganan

cia

Rendi

miento

(t  ha-1)

Costo Unitario

Renta

bilidad

1

21930.74

64320.30

0.34

42389.56

19.49

1125.17

193

2

20808.74

46635.60

0.45

25826.86

14.13

1472.46

124

3

18531.74

16374.60

1.13

-2157.14

4.96

3734.73

-12

4

21930.74

57090.00

0.38

35159.26

17.30

1267.67

160

5

20808.74

43890.00

0.47

23081.26

13.30

1564.57

111

6

18531.74

16698.00

1.11

-1833.74

5.06

3662.40

-10

7

20973.74

89644.50

0.23

68670.76

27.16

772.09

327

8

20049.74

44688.60

0.45

24638.86

13.54

1480.56

123

9

18531.74

14388.00

1.26

-3747.74

4.36

4159.57

-12

10

20973.74

39807.90

0.53

18834.16

12.06

1738.68

90

11

20049.74

29908.00

0.69

8858.26

8.76

2288.78

44

12

18135.74

14688.30

1.23

-3447.44

4.45

4074.53

-19

13

23085.74

44546.70

0.52

21460.96

13.49

1710.18

93

14

21732.74

32518.20

0.67

10785.46

9.85

2205.57

50

15

18993.74

10480.8

1.81

-8512.94

3.17

5980.40

-45

16

23085.74

32336.70

0.71

9250.96

9.79

2355.93

40

17

21732.74

22697.40

0.96

964.66

68.78

3159.75

4

18

18993.74

12774.3

1.49

-6219.44

3.87

4906.68

33

CONCLUSIONES

  1. Los marcos de plantación de mejores resultados para la tecnología de  canteros multiplicadores de ñame fueron los de 1.50 x 0.70 x 0.60 m y 1.50 x 0.70 x 0.50 m; y para los calibres de bulbillos los de  más 80 g. y  de 40 a 80 g.  para ambos  clones.
  2. La tecnología para la producción de bulbillos de ñame  en canteros multiplicadores dota a los productores de nuevos elementos tecnológicos, garantiza la seguridad de esta producción y genera ganancias que oscila entre  los 6080.00 y 33490.00 pesos por hectárea.
  3. Los impactos previstos se evidenciaron a través del rescate del ñame como cultivo  de tradición y en peligro de extinción en las montañas, mayor nivel de conocimiento, cooperación y organización de los productores, mejoramiento del ingreso e incremento del nivel de vida de los productores, y  la conservación del material fitogenético; así como el establecimiento de  tecnologías al servicio de los productores.

RECOMENDACIONES

1. Generalizar la tecnología de producción de bulbillos  de ñame (Dioscorea alata L.) sobre canteros multiplicadores en  todos los agroecosistemas cafetaleros en  las áreas de montaña de la región oriental del país.

2. Utilizar los resultados de esta investigación como material de consulta en los centros de enseñanza media y superior.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Jiménez, J,  Rodríguez W. 1992.Efecto de población y fertilización nitrogenada sobre la producción y crecimiento del yampi (Dioscorea trifzdia) www.mag.go.cr/rev_agr/v16n02_271.pdf. . Consultado: 12/5/09.
  2. MINAGRI. 2004. Ministerio de la Agricultura. Instructivo Técnico sobre el cultivo del ñame. Ciudad de La Habana: SEDAGRI/AGRINFOR., 10 p.
  3. Rodríguez, W. 2000. Botánica, domesticación y fisiología del cultivo de ñame (Dioscorea alata). Agronomía Mesoamericana 11(2): 133-152.
  4. Sánchez, I.,  Milián, M,  Rayas, A;  Rodríguez, S;  Corrales.  2002. Caracterización morfológica y evaluación preliminar de la colección cubana de ñame (Dioscorea spp.). Centro Agrícola (4) 29:19-24
  5. Vizcarrondo, C. A.,  Rincón, A., Padilla, F. 2004. Caracterización del almidón nativo de Dioscorea bulbifera L. Casa  Ediciones., Volumen 54 – Número 2 http://www.alanrevista.org/ediciones/2004-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MANEJO SOSTENIBLE DE PLAGAS AGRICOLAS. ESTUDIO DE CASO: Broca del café (Hyphotrnrmus hampei, Ferrari)

Autores: Francisco A. Simón Ricardo y Alberto Fernández Turro

fsimon@fiq.uo.edu.cu

aturro@cemg.ciges.inf.cu

RESUMEN

Basado en el enfoque actual del control de plagas agrícolas bajo el principio de sostenibilidad, consistente en desarrollar agroecosistemas, en el Caso de Estudios, cafetales, con dependencia mínima de agroquímicos, agrotóxicos e insumos energéticos, en los cuales las interacciones ecológicas y las sinergias entre los componentes biológicos proporcionan los mecanismos para que los sistemas agroecológicos subsidien su propia fertilidad del suelo, productividad y la protección del cafeto, al lograr balances más equilibrado de las plagas  Con este objetivo, se diseñó esta investigación con el Estudio del Caso: Broca del café (Hyphotrnrmus hampei, Ferrari) Los elementos agroecológicos evaluados:: (1) Manejo y Regulación del Sombrío del cafetal; (2) Estratificación y Diversificación de la floresta del cafetal (sistema agroforestal) con doble techo  arbustivo, asociada, intercalada y aledaña al cafeto y (3) Empleo de coberturas vivas del suelo, demostraron, que el manejo de las condiciones agroecológicas del cafetal mediante un sistema de doble techo arbustivo, piso verde con la presencia y manejo de especies herbáceas rastreras como coberturas vivas del suelo e intensidad luminosa difusa no directa dentro del cafetal en un rango de IL=60-70 %, constituye el elemento básico esencial de manejo agroecológico de la Broca del café, con una reducción significativa de los índices de daños de la plaga que se mantuvo por debajo de su umbral  económicos (< 5%)., que propició incrementos del rendimiento en 0.63 t/há de café oro y condiciones ambientales adecuadas de sostenibilidad acorde a los indicadores de biodiversidad ecológica registrados en las áreas de estudio.

Palabras claves: Agroecológico, Broca, Cobertura
1.- INTRODUCCION

La concepción actual del control de plagas agrícolas tiene un nuevo enfoque,  basado en principios de sostenibilidad, el cual permite entender la problemática agrícola en forma más holística, ya que enfoca el estudio desde una perspectiva ecológica,  que va más allá de una mirada unidimensional de los agroecosistemas, de su genética, agronomía, edafología, etc. Esta nueva concepción abarca un entendimiento de los niveles ecológicos y sociales de la coevolución, la estructura y funcionamiento de los sistemas.

Por tanto, de lo que se trata es del estudio de fenómenos netamente ecológicos dentro del campo de cultivos, tales como las relaciones depredador/presa o competencia cultivo/maleza; de modo que delinea los principios ecológicos básicos para estudiar, diseñar, manejar y evaluar agroecosistemas desde un punto de vista integral, incorporando dimensiones culturales, socioeconómicas, biofísicas y técnicas.

Su fundamento consiste en desarrollar agroecosistemas con dependencia mínima de agroquímicos, agotóxicos (plaguicidas) e insumos energéticos, enfatizando sistemas agrícolas complejos, en los cuales, las interacciones ecológicas y las sinergias entre los componentes biológicos proporcionan los mecanismos para que los sistemas agroecológicos subsidien su propia fertilidad del suelo, productividad y la protección de cultivos. La agroecología a menudo incorpora ideas sobre un enfoque de la agricultura más ligado al medio ambiente y más sensible socialmente, se centra no sólo en la producción sino también en la sostenibilidad ecológica del sistema de producción.

El cafeto constituye para Cuba un cultivo de montaña estratégico de importancia económica al que se dedica actualmente atención a través del denominado PLAN TURQUINO, con vistas a la rehabilitación de sus plantaciones. Las condiciones agroecológicas exigentes para el desarrollo óptimo del cultivo en las zonas montañosas donde predomina, favorecen el desarrollo de plagas, enfermedades y malezas que contribuyen a mermar grandemente el rendimiento de las cosechas y en algunos casos ocasionan la total destrucción de estos.

La Broca del café (Hypothenemus hampei, Ferrari), hoy constituye el principal problema fitosanitario a nivel mundial, alcanzándose en estos momentos una alta distribución en todo el territorio nacional con altos índices de daños en determinadas zonas, regiones y condiciones edafoclimáticas del los agroecosistemas cafetaleros cubanos. En un principio, por constituir como lo es hasta el momento, un objetivo de la cuarentena, su control estuvo centrado fundamentalmente en la lucha química, trayendo como era de esperar nefastas consecuencias.

Basado en principios de sostenibilidad, se diseñó esta investigación como Estudio de Caso, con vista a determinar las condiciones agroecológicas de los cafetales que contrarresten el ataque de esta plaga al proporcionar condiciones adversas a esta. Estos elementos son necesarios estudiar con vista a adecuar los medios de lucha integrada contra la Broca del cafeto, proteger las plantaciones sin el uso de plaguicidas y contribuir notablemente al saneamiento ambiental. Dar respuesta a esta problemática actual es un reto importante para los caficultores cubanos.

2.  MATERIALES Y METODOS

El desarrollo experimental de la investigación del presente Estudio de Caso, se llevó a cabo directamente bajo las propias condiciones edafoclimáticas y ecológicas de los  agrosistema cafetalero de montaña en cuatro módulos territoriales; dos de ellos enclavados en  la  Sierra Maestra, perteneciente a los municipios de Guamá (I), y Tercer Frente (III) de la provincia Santiago de Cuba; el tercero en la Sierra Cristal del municipio montañoso de Segundo Frente (II) y un cuarto módulo en el municipio Yateras (IV) de la provincia Guantánamo.

El objetivo trazado en la investigación, y de hecho el diseño experimental asumido, fue evaluar  las condiciones agroecológicas sustentables del cafetal con fines fitosanitarios. Con esta finalidad, se escogieron parcelas dentro de los cafetales y se montó un diseño experimental en parcelas partidas descrito por Lerch (1977).

2.1 DISEÑO EXPERIMENTAL

Para lograr las condiciones descritas a continuación en cada parcela fue necesario el manejo y regulación de sombra del cafetal, así como la repoblación y regulación de coberturas vivas del suelo acorde a las exigencias en cada caso. Para dotar a las parcelas de los índices de intensidad luminosa previsto en cada variante del diseño, se utilizó un luxómetro PU-150.

En todos los casos se mantuvo un área testigo aledaña, separada 100 m de las parcelas bajo tratamientos, siguiendo las instrucciones para el manejo y experimentación de bloques pequeños en bosques tropicales según Stewart et al., 1998, mediante un diseño aleatorizado de parcelas partidas según Lerch, (1977), conformado por el FACTOR A (Parcelas grandes), relacionado con las características agroecológicas del cafetal que contempló 7 variantes experimentales acorde a las descripciones siguientes:

FACTOR A: Características agroecológicas del cafetal

Descripción de Variantes Experimentales por Parcelas grandes:

VARIANTE 1: “techo único” con I.L.= 40 – 50%

VARIANTE 2: “doble techo” con I.L.= 40 – 50%

VARIANTE 3: “techo único” con I.L.= 60 – 70%

VARIANTE 4: “doble techo” con I.L.= 60 – 70%

VARIANTE 5: “techo único” y “piso verde” con I.L.= 60 – 70%

VARIANTE 6: “doble techo” y “piso verde” con I.L.= 60 – 70%

VARIANTE 7: “sin techo” a plena exposición solar con I.L. => 80%

y vegetación indeseable.

I.L.= Intensidad luminosa difusa no directa dentro del cafetal.

La significación de los términos de “segundo techo o doble techo” se atribuye al sombrío temporal o permanente que se establece dentro de los cafetales con la siembra ordenada de ciertas especies de plantas de bajo porte como cultivos asociados e intercalados al cafeto, incluyendo en esta lista a frutales, cacao, banano o plátano fruta y otros, que proporcionan la regulación de sombra secundaria -la que en algunos casos puede convertirse en primaria, sobre todo durante los primeros años del fomento de un nuevo cafetal luego de haberse practicado el desmonte y la tala de árboles de sombra indeseables- del cafetal; por “primer techo ó techo único” a la presencia exclusiva de árboles forestales de gran porte y por  “piso verde”, a la vegetación del suelo con coberturas vivas, con el empleo particular de la especie Zebrina pendula.

Con vista al Registro y evaluación del índice de infestación de la broca, se optó por aplicar la metodología propuesta por Vázquez (2006), en el Programa de MIP denominado PROMABROCU, consistente en la evaluación de 30 plantas por campo, en tres puntos representativos (10 plantas al azar por punto) y una rama productiva al azar por planta, en la cual se cuantifica el total de frutos y los que están brocados.

El Índice de Infestación de la Broca del Café en la planta (IIBCp) se expresa en porcentaje y se calcula por la expresión siguiente:

IIBCp= TFB/ TFR x 100

Donde: TFR es el total de frutos de la rama y TFB los que estaban brocados.

El procesamiento biométrico de los resultados experimentales se efectuó en todos los casos acorde con los criterios de Freese (1984) y Samuels (1989) mediante un  análisis de Varianza de clasificación doble acorde con el diseño de parcelas partidas descrito por Lerch (1977), y la posterior comparación múltiple de medias o Prueba de Duncan.  Para ello se empleó un sistema computarizado del paquete estadístico ssps

3. RESULTADOS Y DISCUSION

El comportamiento que mostró la dinámica poblacional de la Broca,  denota diferencias significativas comparando cada territorio en cuanto a los índices de infestación (%) de la plaga (Figuras 1 y 2); coincidiendo con los estudios realizados por Guharay y col., (1999) en Nicaragua y Guzmán y col., (1999) en República Dominicana; sin embargo, la sinuosidad de las curvas (Figura 3), se corresponden en los cuatro módulos, lo que demuestra plena correspondencia en relación con el momento pico de máximas poblaciones reportado por Vázquez (2005).

3.1 Manejo de las condiciones Agroecológicas del cafetal sobre el desarrollo de las poblaciones de H. hampei.

En esta investigación se observó, que el nivel de las afectaciones en los granos en campo, manifestó una  variación significativa, en correspondencia con las modificaciones de las condiciones agroecológicas del cafetal previstas en esta investigación (Figuras 1 y 4), donde se implementaron modificaciones del sombrío en sus diferentes estratos (doble techo y techo único), nivel de intensidad luminosa difusa no directa dentro del cafetal (IL) y la presencia de cobertura verde.

De forma general, las  variantes en el cual predomina el doble techo L6(doble techo y piso verde con IL= 60-70 %) y L4(doble techo y sin cobertura con IL= 60-70 %) muestran los valores más bajos de afectación. Pero en la medida que empobrece  la diversificación del ecosistema, su contribución disminuye de manera considerable, tal es el caso de la variante L1 (techo único y sin cobertura con IL= 40-50 %) y L7 (sin techo a plena exposición solar con IL = 80% y vegetación de arvenses indeseable).

Esta última variante, aunque no forma parte de ningún sistema tecnológico del cafeto en Cuba, su inclusión radica como indicador ecológico de la plaga; aunque bajo determinadas condiciones excepcionales, como es el caso de huracanes, que afectan de forma significativa los cafetales y dificultan el acceso para su recuperación; el cultivo se expone a  condiciones ambientales desfavorables, como una alta intensidad luminosa, un incremento del crecimiento y desarrollo de las arvenses. Elemento que denota la importancia de la rápida recuperación de las plantaciones después de ocurrir eventos meteorológicos de esta naturaleza, a fin de evitar un aumento desfavorable de las poblaciones de esta plaga en campo

A causa del comportamiento de H. hampei en virtud de las combinaciones de variantes agroecológicas descritas con anterioridad, es importante evaluar la contribución de la composición en estratos del sombrío (Figuras 3 y 4), donde se aprecia que el sistema de doble techo, ejerce un efecto superior en la disminución de las poblaciones de H. hampei, respecto a la alternativa de techo único.

La estructura general del sistema de sombrío a dos estratos (doble techo), aumenta la diversidad florística dentro del agroecosistema cafetalero, que puede actuar como un factor de interferencia a la plaga y así disminuir la capacidad de colonización de las cerezas, elemento que puede justificar esta variación poblacional de la broca del café respecto a este tipo de estratificación de la sombra del cafetal.

Otro elemento favorable de sostenibilidad obtenido en los cuatro módulos cafetaleros, atenido a la estimación de los parámetros indicadores de biodiversidad ecológica evaluados (Tabla 1), demuestran fehacientemente la contribución del manejo de las condiciones agroecológicas del cafetal, particularmente evidenciado en las variantes con luz difusa  en rango de IL=60-70 %, doble techo arbustivo y cobertura viva del suelo, que propician un ambiente favorable en cuanto a la biodiversidad faunística, que es síntoma de equidad y  tendencia al equilibrio biótico, que se traduce en fitosanidad natural del cafeto.

Por último, se destaca un incremento progresivo de los rendimientos que alcanzaron al cuarto año de iniciada la investigación alzas del rendimiento promedio en 0.61-0.69 t/há de café oro.

Tabla 1.- Resultados de la estimación de parámetros indicadores de biodiversidad ecológica en las parcelas experimentales de los cuatro módulos territoriales.

Variantes Experimental Indicador Ecológico Módulos Experimentales Territoriales
Guamá II Frente III Frente Yateras
L1:Techo único e IL: 40-60% Abundancia (Ar) 0.91 0.88 0.93 0.96
Biodiversidad 0.09 0.08 0.09 0.1
Simultaneidad 1.1 1.2 1.3 1.4
Equitatividad 0.6 0.8 0.9 1
Indice Dispersión 59 58 57 54
L2:Doble techo e IL= 40-50% Abundancia (Ar) 2.6 2.8 2.9 4.0
Biodiversidad 1.1 1.2 1.3 1.7
Simultaneidad 1.2 1.8 1.6 1.6
Equitatividad 1.1 1.2 1.3 1.6
Indice Dispersión 45 44 43 46
L3:Techo único e IL: 60-70% Abundancia (Ar) 1.1 1.2 1.3 1.4
Biodiversidad 1.0 1.1 1.2 1.5
Simultaneidad 1.1 1.2 1.3 1.6
Equitatividad 0.9 0.8 0.9 1
Indice Dispersión 31 32 33 36
L4: Doble techo e IL= 60-70% Abundancia (Ar) 4.1 4.2 4.3 4.4
Biodiversidad 4.2 4.4 4.9 5.1
Simultaneidad 1.1 1..4 1.5 1.6
Equitatividad 2.1 2.2 2.3 2.6
Indice Dispersión 9.1 9.2 9.3 9.6
L5:Techo único e IL: 60-70% y suelo  con ciso   cobertura viva Abundancia (Ar) 5.1 5.2 5.3 5.6
Biodiversidad 5.1 5.2 5.3 5.6
Simultaneidad 1.3 1.4 1.5 1.6
Equitatividad 3.1 3.2 3.3 3.6
I- Dispersión (%) 9.1 9.2 9.3 9.6
L6: Doble techo e IL= 60-70% y suelo con piso cobertura viva Abundancia (Ar) 11.1 12.2 13.1 14.6
Biodiversidad 6.7 6.8 6.9 7.6
Simultaneidad 1.9 1.8 1.9 2
Equitatividad 4.1 4.2 4.3 4.6
Indice Dispersión 9.1 8.8 9.9 9.6
L7:  Sin techo e IL>80% y suelo con vegetación espontánea Abundancia (Ar) 13.1 14.2 13.3 14.6
Biodiversidad 0.1 0.2 0.3 0.6
Simultaneidad 1.1 1.2 1.3 1.4
Equitatividad 1.0 1.2 1.3 1.9
Indice Dispersión 21 28 33 49

Tabla 2.- Incremento del Rendimiento de café oro (t/há) en cada parcela experimental por variantes y módulos territorial.

Variantes Experimental MODULOS EXPERIMENTALES TERRITORIALES
GUAMA II FRENTE III FRENTE YATERAS
L1: TU IL 40-50%: - 0.39 - 0.24 - 0.33 - 0.16
L2  DT IL 40-50% - 0.21 - 0.11 - 0.19 - 0.09
L3  TU IL 60-70% - 0.09 - 0.02 - 0.03 0.06
L4  DT IL 60-70% 0.26 0.28 0.29 0.32
L5  TU IL 60-70 + PV 0.31 0.34 0.33 0.39
L6  DT IL 60-70 + PV 0.61 0.58 0.69 0.71
L7 ST IL >80% + VE - 0.51 - 0.52 - 0.53 - 0.
  1. CONCLUSIONES
  1. El manejo de las condiciones agroecológicas del cafetal mediante un sistema de doble techo, piso verde con la presencia y manejo de   especies herbáceas rastreras como coberturas vivas del suelo e intensidad luminosa difusa no directa dentro del cafetal en un rango de IL=60-70 %, constituye el elemento básico esencial de manejo agroecológico de la broca del café..
  2. La estratificación del cafetal en su componente arbustivo a doble techo mediante la concepción de un agroecosistema forestal asociado al cafeto ejerce un efecto significativo en la disminución de las afectaciones en campo de la broca del café, respecto a la utilización de la variante de  techo único.
  3. Los indicadores de biodiversidad ecológica evaluados demuestran la contribución del manejo de las condiciones agroecológicas del cafetal en propiciar un ambiente favorable en cuanto a la biodiversidad faunística, que es síntoma de equidad y  tendencia al equilibrio biótico, que se traduce en fitosanidad natural del cafeto.
  4. Se obtuvo un incremento progresivo de los rendimientos que alcanzaron al cuarto año de iniciada la investigación alzas del rendimiento promedio en 0.61-0.69 t/há de café oro.

RECOMENDACIONES

Incorporar estos nuevos elementos agroecológicos al Programa Fitosanitario existente para el enfrentamiento, manejo y control de la Broca del café en Cuba, para su extensión masiva al resto de las áreas cafetaleras del país.

INSTRUCTIVO   TECNICO   DEL   CULTIVO


DEL  ÑAME

Preparación de suelos

Debe lograrse una correcta preparación del suelo de forma tal, que al momento de efectuar la plantación se encuentre lo  más  mullido  posible para facilitar  el  desarrollo  de  los  tubérculos  y  la conformación de un cantero, cuya altura sea de 25 cm  como  mínimo para la plantación de clones rastreros y  50  cm  cuando  éste  se realice con tutores.

Material de propagación

El material de propagación puede ser coronas de rizomas, secciones de rizomas o bulbillos aéreos.

Cuando  utilizamos  secciones  de  rizomas  debemos  plantar   por separado aquella que procede de la cabeza (corona) del  mismo,  de aquella que procede de la parte central (centro) y éste a  su  vez de la parte basal.

El peso debe oscilar entre  100-125  g  para  la  corona  y  entre 125-150 pudiendo llegar hasta 200  g  para  los  centros  y  parte basal. El pique de la semilla debe realizarse alrededor de las  48 horas antes de la plantación para facilitar  que  se  produzca  la relativa cicatrización del corte y evitar las  pérdidas  excesivas por pudrición de semilla después de la plantación.

Los bulbillos deben seleccionarse según el peso y clasificarse  en bulbillos de primera (mayores de 80 g) bulbillos de segunda (entre 40-80 g) y bulbillos de tercera (entre 40-10 g),  realizándose  la plantación por separado.

Plantación

La plantación debe efectuarse antes que se produzca  el  brote  de los rizomas o bulbillos ya que  éstos  consumen  reservas  de  los mismos y se producen plantas débiles, con falta de  vigor,  además estos brotes en el momento de efectuar  la  plantación  tienden  a partirse y tienen que producirse  brotes  nuevos  generalmente  de yemas de menor calidad, ya que las mejores  brotan  primero.  Para efectuar la plantación debe construirse un cantero que  tenga  más de 25 cm de altura con un plato que oscile entre 10-15 cm el  cual se parte a una profundidad de 10 cm y se ubica  la  semilla  en  el fondo de este surco, o sea, quedará sobre el cantero  pero  a  una profundidad de 10 cm. Este pequeño surco  sobre  el  cantero  debe realizarse después del mine.

Para la plantación con tutores debe construirse  un  montículo  de más de 50 cm de altura (en dependencia del suelo) y con un plato de 10-15 cm. Debe tratarse que los montículos   queden homogéneamente distribuidos en cuartetos, esto se logra cuadriculando el campo con un marco de distancia 1 x 1 m. ó 2 x 2 m.

Época de plantación

Debe realizarse inmediatamente después del inicio de la  brotación del rizoma considerándose como fecha óptima la comprendida del  20 de Marzo hasta el 30 de Abril, aunque se podrá plantar hasta Junio 30 en las provincias orientales.

Distancia de plantación

Distancia Plantas/ha Calibre ton/ha qq/cab
1.30-1.40 m x 0.50m 15385-14286 Bulbillos > 80 g 1.23-1.14 362-335
Bulbillos 40-80 g
Bulbillos 40-10 g 0.39-0.35 115-103
Centro de rizomas 2.30-2.15 676-632
Coronas de rizomas 1.92-1.78 565-524
0.90 m x 0.50-0.70 m 22222-15873 Bulbillos > 80 g 1.77-1.26 521-371
Bulbillos40-80 g 1.33-0.95 391-280
Bulbillos 40-10 g 0.55-0.40 162-118
Centro de rizomas 3.33-2.38 980-700
Coronas de rizomas 2.77-1.98 815-583

Clones tutoreados

Distancia Plantas/ha Calibre ton/ha qq/cab
1.00 m x 1.00 m (1Semilla/nido) 10000 Coronas de rizomas 1.5 402.6
2.00 m x 2.00 m (2 a 3 Semilla/nido) 5000-7500 Coronas de rizomas 0.75-1.12 201-300

¬Para obtener la semilla de los clones que se siembran con tutores, entre el 15 de Septiembre y el 15 de Octubre, se descubre el rizoma de forma manual separando el suelo del mismo y se corta una sección de corona compuesta aproximadamente por 3-4 cm de la parte apical (con todas sus raíces) una vez realizada esta operación, se termina de extraer el rizoma con una coa, cubriéndose la sección apical con suelo para facilitar su posterior crecimiento y multiplicación, cosechándose ésta en la última decena de Diciembre, debiendo colocarse en un lugar fresco, sombreado y cubriéndolo con paja seca, el fraccionamiento de la misma se realiza entre las 48-72 horas antes de efectuarse la plantación.

LABORES DE CULTIVO

Las atenciones culturales estaran dirigidas a lograr que el cultivo no sea afectado por la competencia de las plantas indeseables y mantener la construcción del cantero. Este objetivo puede lograrse empleando el arado de doble vertedera con tracción animal con una frecuencia semanal hasta que el cultivo lo permita.

El empleo del azadón debe ser extremadamente cuidadoso y siempre tratando de mantener el cantero.

Las labores culturales para los clones que se plantan con tutores serán totalmente manuales, la primera labor denominada de repello, se realizará posterior a la siembra para conformar los montículos y posteriormente se realizarán cuantas labores sean necesarias para mantener el cultivo limpio y no afectar el montículo a partir del mes de julio sólo se realizarán escardes. La ubicación de las balizas debe realizarse posterior a la siembra y antes de que las guías comiencen a enrollarse, se colocará una balizas por planta, se unen 4 y se amarran al centro. (Se debe utilizar la caña güín, porque después de la cosecha se puede incorporar al suelo).

RIEGO

El ñame es una planta exigente al riego, sin embargo durante los primeros meses sus necesidades son satisfechas en gran medida por las precipitaciones que se producen durante la primavera. Este cultivo durante los primeros 4 meses de efectuada la plantación requiere un abasto de agua que puede garantizarse con un riego de 300 m /ha cada 9-12 días en suelos rojos y entre 12-15 días para suelos negros después hasta los 8 y 9 meses de plantado los intervalos deben ser de 7 a 10 días para suelos rojos y en suelos negros de 9-12 días.

El riego se retirará entre los 30-45 días antes de la cosecha, para favorecer el posterior almacenamiento y conservación de los rizomas. Para la plantación con tutores se realizará de la misma manera

FERTILIZACIÓN

Se ha tratado de recomendar un sistema de fertilización lo más práctico y adaptable posible a las condiciones actuales, haciendo énfasis en las cantidades mínimas indispensables de fertilizantes para obtener rendimientos sostenibles y acepatables. Se aplicarán entre 6-8 t/cab a los 50-60 días de la plantación de una fórmula que tenga una relación de 3 : 1 : 2 (N – P205 – K20).

Biofertilizantes:
* Azotobacter: 20 l/ha en la siembra, igual dosis a los 50-60 días con una solución de 400 l/ha.
* Fosforina : 20 l/ha en siembra en una solución de 200 l/ha.
* Micorrizas: 100 g/planta en la siembra debajo de la semilla.
El Azotobacter y la Fosforina deben aplicarse con humedad en el suelo y en horas de poca incidencia de los rayos solares.

Clones con tutores

Será igual a la recomendada para los clones rastreros los que se aplican en el centro interior de los 4 montículos y se incorpora con la guataca con la labor de limpia y repello.

Aplicación de material orgánica

La aplicación de materia orgánica favorece considerablemente al cultivo, a tal extremo que se obtienen rendimientos relativamente altos sólo aplicando ésta, es por ello que consideramos un punto de apoyo para la consecución de los objetivos deseados, que se realicen aplicaciones de materia orgánica a razón de 30 t/ha pero debe estar bien descompuesta para que sus resultados sean los esperados y aplicarla antes de la plantación.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

La mayor afectación que tiene este cultivo es la causada por los nemátodos que pueden llegar a causar pudriciones en los tubérculos pues los daños causados por insectos hasta el presente no han tenido repercusión económica en el cultivo.

La enfermedad de mayor importancia es la antracnosis, pero existen clones que presentan una notable tolerancia a la misma, tales como los 4 clones que se han incluído en esta recomendación.
Grupo: Nemátodos de la pudrición seca del ñame.
Orden: Tylenchida
Género: Scutellonema
Especie: S. bradys (Steiner y Le Hew) Andrassy
Uno de los problemas fundamentales del ñame en la generalidad de los países productores de este cultivo y en Cuba es Scutellonema brdys y Pratylenchus coffeae nemátodos que causan pudriciones secas en los tubérculos, conocida por “pudrición seca del ñame”, observándose en los tubérculos afectados un aspecto agrietado y acorchado, lo que conduce a la disecación típica y las pudriciones durante el almacenamiento.

Externamente se observan depresiones en los tubérculos que se continúan en profundidad con pudriciones que pueden alcanzar varios centímetros. Estas pudriciones pueden llegar a cubrir todo el tubérculo inutilizándolo para el consumo y la siembra.

Control

Uno de los métodos preventivos más importantes para disminuir su incidencia es mediante la selección negativa de tubérculos afectados en el momento de la siembra y evitar el establecimiento continuado de plantaciones de ñame en suelos afectados. En estos casos se debe rotar con otros cultivos en un plazo no menor a un año.

Según observaciones y datos experimentales se plantea que Dioscorea alata tiene cierto grado de resistencia a la “pudrición seca” destacándose el clon “Blanco” o “Pelú”.

La única forma económica de disminuir su incidencia es mediante la selección negativa de tubérculos afectados en el momento de la siembra y evitar el establecimiento continuado de plantaciones de ñame en suelos infectados. En estos casos se debe rotar con otros cultivos en un plazo no menor a un año.

Para el traslado de semillas dentro y fuera de las provincias es necesario el cumplimiento de la Norma de libre tránsito que emiten los laboratorios de Sanidad Vegetal.

COSECHA

La cosecha en clones cultivados sin tutores se realiza generalmente a los 9-11 meses de realizada la plantación, puede efectuarse manual o semi-mecanizada, la cosecha manual se lleva a cabo con coa, u otro tipo de implemento en el caso de los clones que estamos recomendando, así como otros pertenecientes a la especie D. alata, podemos cosecharlos con las máquinas que se utilizan para cosechar tubérculos, ahora bien, sólo recomendamos que se ejcute esta labor cuando la produción se va a dedicar directamente al consumo, debido a que algunos rizomas se golpean en la cosecha y se puede correr el riesgo de pudriciones y enfermedades en la fase de pilón con aquellos que se van a dedicar para “semilla”.

El implemento que se utiliza como “limpiador” de surcos para la caña puede utilizarse para la cosecha tanto del ñame para consumo como para utilizarlo como “semilla”.

Debe controlarse de forma estricta que una vez cosechados los rizomas no se mantengan al sol por más de 24 horas, ya que se ha comprobado que cuando se producen temperaturas en el interior de los mismoas de 45-50 se presentan lesiones similares al “corazón” negro de la papa.

La primera cosecha se realizará de Septiembre a Octubre en la áreas que se dedican a la producción de semilla, ésta será con coa, para no dañar el rizoma. La segunda cosecha será de Diciembre a Enero, con coa y sin dañar el rizoma.

ALMACENAMIENTO

Para realizar un correcto almacenamiento debe tenerse la precaución de eliminar todos los tubérculos enfermos o dañados por los instrumentos de cosecha; debe colocarse a la sombra, aunque siempre se producen pérdidas de peso que en el caso de D. alata puede oscilar entre un 8-23% y éste estará en dependencia del clon almacenado. Los pilones deben tener 1,20 m de ancho y de 40-50 cm de altura, ubicados a la sombra y con ventilación natural.

Los clones deben almacenarse teniendo en cuenta su identificación y con la suficiente separación para evitar mezclas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>