Producción y uso de bioplaguicidas de origen botánico.

Ärbol del NimLos productos naturales para el combate de plagas agrícolas, en la actualidad y en el futuro próximo pueden constituir una herramienta importante dentro del Manejo Integrado de Plagas (MIP), pues ha sido una práctica frecuente del campesinado cubano, hacer uso de extractos acuosos a partir de desechos de la cosecha del tabaco y otras especies botánicas para asperjar sus cultivos con la finalidad de eliminar el ataque de insectos dañinos y también proteger sus semillas utilizando el polvo de tabaco. Con esto lograban preservar de un año para otro los granos que le servían de alimento, y los que emplearían como semilla en las próximas siembras.
Entre los plaguicidas naturales más conocidos en Cuba desde la década de los años 40, se pueden citar la nicotina, la rotenona y la piretrina que están presentes en los extractos de plantas pertenecientes a los géneros Nicotiana, Tephrosia y Chrysanthemum.
La búsqueda de nuevas fuentes para la obtención y desarrollo de otros tipos de plaguicidas efectivos y no contaminantes del medio ambiente, cobró auge a nivel internacional en los años 60, por lo que en Cuba se intensificaron las investigaciones a finales de 1985, contándose en la actualidad con un caudal de conocimientos sobre las potencialidades de la flora nativa y exótica generadora de principios activos con los que se pueden preparar plaguicidas naturales o de origen botánico, tales son los casos del Nim (Azadirachta indica A. Juss), Paraíso (Melia azedarach L.), Tabaco (Nicotiana tabacum L.) Crisantemo (Chrysanthemum cinense Sabine), Flor de Muerto (Tagetes erecta L.) Güirito Espinoso (Solanum globiferum L.), Piñón Florido (Gliricidia sepium Jack), Barbesco (Thephrosia cinerea L. Pers), Añil cimarrón (Indigofera suffruticosa Mill), Anón (Annona squamosa L.) y Najesí (Carapa guianensis Aube), entre otras.
De todas las especies botánicas evaluadas en el mundo y en Cuba, el Nim posee mayor potencialidad como insecticida, productor de principios activos con efectos insecticidas, acaricidas y nematicidas. En 1990, se inician los trabajos concebidos para la explotación agroecológica del Nim en Cuba, con un impacto significativo en la producción agropecuaria, forestal, farmacéutica y de cosméticos, socioeconómico y ambiental, dichos trabajos han sido liderados
por el Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (INIFAT); toman parte en ellos un grupo considerable de instituciones científicas, docentes y de la producción agropecuaria. Las investigaciones derivadas del programa incluyen entre sus objetivos, el cultivo generalizado del Nim, la obtención y producción de bioinsecticidas, productos de uso veterinario e industrial, etc.
La propagación del Nim comienza teniendo como base las semillas producidas en los tres árboles adultos existentes en Cuba, introducidos de la India entre 1904 y 1909 a través de la antigua Estación Experimental Agronómica de Santiago de las Vegas, (hoy INIFAT), debiéndose alcanzar como meta el establecimiento nos de 1,5 millones de árboles en todo el país. Esas plantas aportarán la materia prima para la producción a gran escala de los bioinsecticidas para insertar en la estrategia cubana de Manejo Integrado de Plagas, contribuyendo además, a la aplicación de una agricultura cada vez más sostenible y ecológica, donde los plaguicidas naturales de origen botánico han de ocupar un lugar significativo.
Bioinsecticidas de Nim y otros derivados de uso pecuario.
Se ha comprobado en la práctica las posibilidades de producir por medio artesanal y a través de tecnologías industriales, productos bioinsecticidas derivados del Nim, efectivos contra una gama considerable de especies de insectos, ácaros y nematodos que constituyen plagas de importancia económica en la agricultura cubana, habiéndose reportado a nivel internacional su efectividad en más de 360 de ellas (Schmutterer, 1984). Este tratamiento resulta por demás, compatible con la entomofauna beneficiosa, los medios biológicos de origen microbiano y otras sustancias naturales debido a su baja persistencia y acción tóxica (Estrada y López, 1996). La efectividad biológica se debe a un grupo variado de sustancias activas con un alto efecto biológico, entre las que se destacan la Azadirachtina A y otras importantes como son la Salanina y la Nimbina. El conjunto de estas sustancias y, por la acción específica de cada una de ellas, producen en los insectos distintos efectos como son: repelente, antialimentario, esterilizante,
desorientador de la oviposición, insecticida y regulador del crecimiento. Investigaciones efectuadas durante los últimos 10 años, demostraron las potencialidades de los bioplaguicidas de Nim en el combate de más de 25 especies de insectos, ácaros y nemátodos que constituyen plagas agrícolas. Tales bioinsecticidas, considerando su uso como una alternativa en el Manejo Integrado de Plagas, podrán dirigirse al control de un número considerable de especies nocivas, entre las que se pueden citar: la palomilla del
maíz (Spodoptera frugiperda), la palomilla de la col (Plutella xylostella), mosca blanca (Bemisia tabaci), el minador de la hoja del tomate (Keiferia lycopersiciella), la chinche del arroz (Nezara viridula), el Cogollero del tabaco (Heliothis virescens), gusano del pepino (Diaphania hyalinata), falso medidor de los pastos (Mocis latipes), pulgones como Aphis gossypii, trips (Thrips palmi), minador de las hojas de los cítricos (Phyllocnistis citrella), gorgojo del caupí (Callosobruchus maculatus), gorgojo del arroz (Sitophilus oryzae), gorgojo del frijol (Acanthoscelides obtectus), ácaros
como Poliphagotarsonemus latus y Tetranichus urticae entre otros y nemátodos como Meloidogyne incognita, etc.
Después de terminado el proceso de beneficio de los frutos, de las semillas secas, al igual que las hojas de Nim, se obtiene la materia prima para la producción artesanal del bioplaguicida. Esta materia prima después de secada convenientemente, se somete a un proceso de molinado utilizando equipos manuales o eléctricos en dependencia de la disponibilidad local, con el objetivo de obtener un tamaño de partícula que permita realizar un buen proceso de
extracción del principio activo cuando se prepare el bioinsecticida para usar como extracto acuoso.
Para el combate de plagas agrícolas se pueden utilizar con éxito los productos CubaNim SM (semilla molinada) y FoliarNim HM (hoja molinada), en el primer caso, el extracto acuoso se prepara en dosis de 20 – 40 g/L de agua removiéndose la mezcla durante 4 – 8 horas, posteriormente se filtra y se aplica directamente al cultivo, en el segundo caso, se procede de igual manera en dosis de 50 – 100 g/L de agua. Cuando el tratamiento se realiza para el control de plagas de granos almacenados, deben utilizarse CubaNim SM en dosis de 5 g/Kg. y FoliarNim HM 50 g/Kg. Si se trata del combate de fitonemátodos, se recomienda aplicar los mismos productos en dosis de 50 y 100 g/m2 respectivamente, con un aporte adicional de suficiente NPK.
En aplicaciones de campo y en casas de cultivos por ejemplo, los productos CubaNim T (torta molinada), OleoNim 80 y NeoNim 60, empleados en dosis de 25 g/L de agua, como extracto acuoso y 10 y 5 ml/L de agua en forma de emulsión, son efectivos contra Bemisia tabaci en cultivo de tomate y pimiento; Thrips palmi en pepino, Myzus persicae en el cultivo de la habichuela y también sobre Diaphania hyalinata en melón. El porcentaje de efectividad que
muestran los productos sobrepasa el 90%, recomendándose aplicaciones preventivas a intervalos de 6 a 7 días, preferentemente en horas de la tarde. También se pudo apreciar un buen nivel de compatibilidad entre los bioplaguicidas de Nim, la entomofauna biorreguladora y otros medios biológicos empleados como bioinsecticidas, biofungicidas y biofertilizantes. Las posibilidades de uso de los bioinsecticidas de Nim sobre el control de las plagas agrícolas, se observa que en el control de T. palmi en pepino, en diferentes condiciones de cultivo, los resultados muestran que,
en el caso de organopónicos , los productos CubaNim SM y FoliarNim HM fueron efectivos en el control de esta plaga. Ambos productos mostraron reducciones significativas de las poblaciones a partir de los 3 días después de la primera aplicación, las que fueron más marcadas a los 7 días después de la primera, manteniéndose esos niveles de protección para el caso de FoliarNim HM después de la segunda aplicación, y resultando aún más efectivo el control que se establece con la aplicación de CubaNim SM, con la que se alcanzó una efectividad superior a 90% que ejercen estos productos, con los cuales se recomiendan el uso de los bioinsecticidas de Nim para combatir a Thrips palmi; dichos resultados corroboran también la posibilidad de insertar tales productos en el manejo integrado de esa plaga.
En la producción pecuaria se ha podido comprobar la eficacia de los insecticidas obtenidos del Nim para combatir la acción de diferentes ectoparásitos que afectan a la masa ganadera, tales son los casos de la garrapata (Boophilus microplus) en el ganado vacuno, la que para su control efectivo se emplea la semilla (CubaNim SM) o torta molinada (CubaNim T) a razón de 25 g/L de agua, asperjada una solución final de 3 L por animal y la hoja seca de Nim molinada (FoliarNim HM) en dosis de 150 g/3L de agua por animal. En el caso del aceite formulado (OleoNim 80), se utilizará una dosis de 50 ml/L de agua, asperjándose 3 L de la solución final para cada animal.
El ácaro y el piojo aviar (Megninia gynglimura y Menopon gallinae) en gallinas ponedoras, pueden tratarse con extractos acuosos de semillas, torta y hoja seca molinadas a razón de 15, 25 y 50 g/L de agua, alcanzándose un buen efecto de control, también se puede usar el aceite formulado en dosis de 10 ml/L de agua.
En el caso de los ácaros causantes de la sarna cunícula y porcina, se hacen hasta tres aplicaciones locales de la pomada (DerNim P), lográndose la erradicación de la afección en pocos días. Otra forma simple es la utilización de una pasta elaborada a partir de la semilla molinada mezclada con agua en proporción de 3:1, la cual se aplica
directamente en el área dañada de los animales afectados, teniendo además acción cicatrizante.
Las pulgas, los piojos, las garrapatas y otros ectoparásitos de los animales de cría son fácilmente combatidos, cuando se utiliza el polvo de hojas secas (FoliarNim HM) en forma de extracto acuoso. En bovinos, se recomienda aplicar dosis de 150 g/3L de agua por animal. Como vermífugo, se utilizará la hoja seca molinada a razón de 5 g por ternero como suplemento en la dieta y en adultos 15 g por animal, recomendándose hacer el tratamiento en tres ocasiones.
Para la comercialización de los productos derivados del Nim, principalmente sus bioinsecticidas, existe a nivel nacional una red de Consultorios-Tiendas del Agricultor, organizadas por el Ministerio de Agricultura, donde se ha visto que es factible la venta de tales productos, cuyos precios están al alcance de los agroproductores, tales como organoponistas, parceleros, criadores de ganado menor y otros comprendidos dentro del Movimiento Nacional de la Agricultura Urbana. Por otra parte, también se podrá usar el sistema establecido en el país para la producción y
comercialización de bioplaguicidas, pues éste concibe el autoabastecimiento y comercialización por parte de las Cooperativas y Empresas de Cultivos Varios, en tal sentido, usando este mecanismo se garantiza una efectiva comercialización de los productos del Nim.

Acerca de dvuelta

Me llamo Daniel Rafael Vuelta Lorenzo, soy Ingeniero Agrónomo, Máster en Desarrollo Agrario Sostenible, poseo la categoría docente de profesor auxiliar, me desempeño como profesor de la carrera de Agronomía de la Facultad de Ciencias Agrícolas, fui el representante de la UO ante la Comisión Provincial de Plan Turquino hasta el año 2015. Actualmente me desempeño como presidente de la Cátedra Azucarera Älvaro Reynoso. Correo electrónico: dvuelta@uo.edu.cu
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>