Archivo mensual: marzo 2011

Pérdida de la fertilidad y erosión de los suelos

La pérdida de la fertilidad y la erosión de los suelos son causadas por la excesiva explotación a que han sido sometidos: la utilización de alarmantes dosis de abonos químicos, que ha hecho olvidar el papel fundamental de las aportaciones orgánicas; ha dado lugar a un empobrecimiento de las tierras en humus que afecta a su fertilidad, mullimiento, vida microbiana, estabilidad estructural etc.
La erosión del suelo es un proceso originado por los agentes naturales – vientos, lluvias, aguas, nieves, etc.- que actuando sobre aquél atacan y perjudican su integridad, le arrebatan sus elementos constitutivos que transportan a otros lugares… La erosión inducida es la fomentada por las actividades del hombre interfiriendo en el equilibrio normal entre la formación del suelo y su traslado.
Así, prácticas habituales como la quema de rastrojos han producido y producen impactos duraderos e irreversibles, como la destrucción de la materia orgánica y la microestructura del suelo, y la erosión y la pérdida de fertilidad en la mayor parte de los suelos;
La agricultura se convierte en una actividad favorecedora de la erosión de los suelos desde el momento que elimina o reduce la protección vegetal de los mismos y permite que éstos se mantengan desnudos por largos periodos de tiempo, en ocasiones coincidiendo con la máxima actividad de los agentes erosivos. Y por otra parte, el material erosionado contiene una particular riqueza frente al que queda. Contiene aquél 21 veces más materia orgánica, 2,7 veces más nitrogeno, 3,5 veces más fósforo asimilable y 19,3 veces más potasio intercambiable. La significación económica de estos datos no necesita de mayor comentario
En este apartado juega un papel muy importante la denominada agricultura marginal, que es aquella que se desenvuelve tanto sobre terrenos que no reunen las condiciones necesarias para el aprovechamiento agrícola como en aquéllos donde no se da la necesaria adecuación entre aptitud de los suelos y cultivos y técnicas agronómicas y de conservación.
Grandes superficies dedicadas a un solo cultivo debilitan a éste favoreciendo la aparición de plagas y resistencias, y por tanto el abuso de productos fitosanitarios. La explicación de este hecho reside en la introducción a gran escala de las llamadas “Variedades de alto rendimiento” (HYV = High Yield Varieties), que son realmente “Variedades de alta respuesta” para fertilizantes y las técnicas de cultivo extensivas (tratamientos fitosanitarios, mecanización, etc.). Así pues, se presenta una gran homogeneidad varietal con muchos cultivos, sobre todo en los que se emplea semilla híbrida (F1).
Esto puede traer como consecuencias:
- La alta dependencia económica de los países sin investigación propia respecto de los más desarrollados.
- La constante pérdida de ecotipos y poblaciones locales de muchas especies de cultivo (sobre todo de hortícolas), que genera la desaparición de futuras fuentes de resistencia a plagas, enfermedades y condiciones adversas.
- Y por último se da lugar a una importante pérdida de las cualidades nutritivas y organolépticas por la introducción de variedades muy aptas para el procesado industrial o el transporte, con gran resistencia mecánica y uniformidad, etc.
Pero la problemática del monocultivo no acaba aquí, sino que se extiende con el exceso de mecanización, que debido a sus características repercute en la conservación del suelo y el medio así como en la dependencia económica antes citada.
Esta situación no es la de Cuba donde existen adecuados programas de manejo de cultivos y de recuperación de suelos, sin embargo en ocasiones por indisciplina tecnológica o por falta de conocimientos puede haber grandes afectaciones, también se arrastran los efectos de la llamada Revolución Verde.
Pero la situación puede revertirse paulatinamente con el empeño y el esfuerzo común de todos, ingenieros, técnicos, campesinos y otros productores haciendo cumplir todo lo que está establecido al respecto y así evitar el agotamiento y la degradación de los suelos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CONVOCATORIA

EVENTO TERRITORIAL DE PLAN TURQUINO, CULTURA RURAL Y DESARROLLO LOCAL
La Vicerrectoría de Investigaciones y Postgrado de la Universidad de Oriente y El Centro Universitario Municipal (CUM) Songo-La Maya convocan a la celebración del Primer Evento Territorial de Plan Turquino, Cultura Rural y Desarrollo Local. El 17 de mayo de 2011 en el Cine La Maya, 8.30 a.m en Saludo al día del Campesinado Cubano.
Objetivo General: Promover los resultados de las investigaciones en las comunidades de Plan Turquino que potencien el desarrollo local en la provincia Santiago de Cuba.

Abogamos por:
La sostenibilidad del desarrollo en las zonas del plan Turquino de los territorios santiagueros.
Hacia un mayor impacto social, económico, y cultural de la Nueva Universidad Cubana en el municipio.
Por una Cultura de la naturaleza.
Pretensiones:
Ser un espacio de sinergia entre estudiantes, docentes, profesionales y dirigentes que viabilice la conservación y promoción de alternativas para el desarrollo sustentable de las zonas de plan turquino.

El evento se caracterizará:
Por un alto sentido humanista.
Sustento:
Se sustenta en el artículo # 2 de La Declaración Universal de los Derechos Humanos. En la Convención de los Derechos del niño y la mujer. En la Ley 81 del Medio Ambiente en Cuba.

Palabras Claves:

Plan Turquino, Desarrollo Local, Impacto, Cultura Rural, Nueva Universidad.

Líneas Temáticas

1. La actividad de proyecto y su repercusión en la Iniciativa de Desarrollo Municipal.

2. El Plan Turquino desde una visión de la Ciencia, la Tecnología y la gestión de salud.

3. La Universidad Territorial y su gestión para el desarrollo de las comunidades rurales.

4. El desarrollo agrícola sostenible.

5. Integración Universidad y Actores sociales para el desarrollo de las comunidades de montaña.

6. Propuestas para el desarrollo sociocultural, deportivo y
recreativo en el plan turquino.

7. Alternativas para el desarrollo de los indicadores económicos en las comunidades rurales.

8. Sustento jurídico en el accionar institucional para el trabajo en el plan turquino.

Participantes:
Estudiantes, profesores, investigadores, profesionales, cuadros, técnicos de las diferentes empresas e instituciones de la provincia.

CRONOGRAMA:
Se librará la convocatoria el 20 de febrero de 2011, entrega de los trabajos completos hasta el 10 de mayo, celebración del evento 17 de mayo.

COMISIÓN ORGANIZADORA:
Presidente: Msc. Manuel Falcón Hernández
Vicepresidente: Dr.C Hipólito Carvajal Fals
Secretario Científico: Lic. Yusmila Reyna Ferrera, yus@gera.uo.edu.cu
Miembros: Dra. Nuria Nápoles Sayous
Msc. Virgen Mustelier Torres
Lic. Yaumara Rodríguez Díaz
Lic. Lilian Aguilera Céspedes
Dra. Marcia Jaime Castellanos

CUOTA DE INSCRIPCIÓN

Será de 40.00 $ en MN para los participantes en calidad de ponentes con derecho al programa del evento, publicación en CD-ROM, asistencia a las sesiones científicas, certificado de participación, ceremonia de apertura, clausura, y merienda.
Se exceptuará del pago a los invitados.

REQUISITOS DE LAS PONENCIAS

Las ponencias se enviarán o entregarán en formato digital y en una copia de papel en el momento de la exposición, las mismas tendrán la siguiente estructura: En la primera hoja (título en mayúscula sostenida que no exceda las 19 palabras, a continuación: autor (es) con sus categorías científicas o académicas, institución a la que pertenece (n) y dirección electrónica). Temática en la que se inscribe, palabras claves. Luego el Resumen con no más de 250 palabras, Introducción, Desarrollo, Conclusiones, Bibliografía y Anexos (opcional). Las ponencias deberán confeccionarse en Arial 12, a 1 espacio, hoja carta, 2.5 cm de margen y no excederán las 12 cuartillas.

El jurado seleccionará las ponencias que participarán en el evento, teniendo en cuenta la calidad de las mismas y que se ajusten a las bases de esta convocatoria. Todas serán publicadas. Se comunicarán las ponencias seleccionadas el 10 de Mayo. Solo participará en el evento un autor por cada ponencia aprobada. Se tendrán en cuenta los trabajos sólo con tres autores. Las ponencias que no cumplan con las normas de presentación no serán aceptadas. Las ponencias participarán en la comisión correspondiente a su temática, y el número de ellas será determinado por la comisión organizadora.

Se otorgarán las categorías de mención, destacada y relevante.
Las ponencias que obtengan estas categorías serán publicadas en el CD de Memorias del evento. A todos los participantes se les entregará un diploma.
PARA MÁS INFORMACIÓN:

Con:
Lic. Yusmila Reyna Ferrera, Subdirectora Postgrado e Investigaciones, Filial UO. yus@gera.uo.edu.cu
Lic. Yaumara Rodríguez Díaz, Subdirectora Docente, Filial UO. yaumara@gera.uo.edu.cu
Dirección postal: CUM Songo-La Maya, Ricardo Rizo, S/N Alto Songo, Município Songo-La Maya, Provincia Santiago de Cuba
Teléfono: 387208

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Sanidad Vegetal y La Agricultura Familiar

PlagasLas plagas que atacan a los cultivos que sirven de alimento a las distintas especies de animales y a los humanos ocasionan afectaciones en más de un 30% de los rendimientos. Teniendo en cuenta estos elementos se puede tener una idea de la importancia que tiene la aplicación de medidas que contribuyan a reducir este negativo impacto que producen las plagas sobre los cultivos alimenticios, plantas ornamentales, condimentos y árboles.
El efecto de estos organismos nocivos está estrechamente relacionado con el medio o entorno que nos rodea, entre esos elementos se pueden señalar como los más importantes los siguientes:
a) Características climáticas.
b) Condiciones del suelo.
c) Ubicación geográfica.
d) Altitud.
e) Disponibilidades hídricas.
f) Comportamiento de las fases lunares.

Entre las posibles medidas que se pueden tomar para reducir el impacto por plagas en las plantas se pueden señalar las siguientes:
a) Adecuada selección del lugar en que se va a proceder a ejecutar la siembra, teniendo en cuenta la ubicación y las características propias de cada cultivo.
b) Disponibilidad de recursos materiales para ejecutar la actividad.
c) Calidad de la semilla a utilizar.
d) Buenas condiciones del suelo o sustrato que se vaya a utilizar.
e) Disponibilidad o no de agua.
f) Protección que se le pueda brindar a los cultivos por las personas que van a ejecutar la tarea.
g) Dedicación y amor a esta actividad.

No en todas partes se puede sembrar cualquier cosa, por lo que será necesario seleccionar las especies más adecuadas para cada lugar teniendo en cuenta las condiciones existentes como son: el suelo, las posibilidades de regar o no, si se trata de un lugar con mucha sombra o no, o que se inunda cuando ocurren abundantes precipitaciones.
Si se dispone de algún material con el que puedan confeccionar canteros dotados de guarderas, que evite el arrastre del suelo por las lluvias. Si el área puede ser protegida por algún tipo de cerca o si se utilizarán macetas o algún tipo de recipientes para ejecutar siembras de plantas y crear un semillero, principalmente para algunas hortalizas, también las disponibilidades de algún tipo de recipiente como pomos, latas desechables o bolsos de naylon para confeccionar un vivero para la producción de posturas de diferentes tipos de plantas.
Es muy importante que el material de siembra a utilizar (semillas) tengan un mínimo de calidad, ya que en dependencia de esto, se podrá producir una planta vigorosa. Nunca se utilizarán semillas afectadas por plagas y enfermedades, o de plantas raquíticas que no sean representativas de las características fundamentales de las plantas madres.
El suelo a utilizar deberá estar libre de malezas y también de plagas y por supuesto que sea principalmente de tierra vegetal (Si es posible mejorada con estiércol descompuesto, humus de lombriz o biotierra.)
Es imprescindible la disponibilidad de agua, ya que algunos cultivos no pueden ser plantados si no se dispone de agua, como el caso de las hortalizas, ejemplo, tomate, lechuga, col, pimiento, pepino. Cuando hay déficit de agua la planta es más vulnerable al efecto de las plagas y enfermedades.
Para reducir el impacto de las plagas y enfermedades del cultivo , es necesario que las personas que estén al cuidado de las plantas observen el comportamiento de las mismas frecuentemente, de tal manera que puedan detectar desde el principio la presencia de alguna plaga o enfermedad que puedan estar afectando el desarrollo del cultivo ,y proceder de inmediato a contrarrestar sus efectos , en caso de ser necesario tener en cuenta para esta decisión no solamente la presencia de determinados organismos nocivos (plagas) , sino el número de insectos que se observe en el área foliar (hojas) , ya que no siempre el hecho de que se detecte la presencia de alguna plaga significa que esta pueda producir daños de consideración que pongan en peligro la producción esperada y también pudiera tratarse de algún insecto u organismo beneficioso que no origine daños y por lo tanto no se debe proceder a su eliminación .
La dedicación, amor y empeño que pongan las personas en esta tarea de cultivar plantas alimenticias, ornamentales o maderables, es determinante para obtener éxitos.

Medidas Complementarias para evitar o reducir el impacto negativo que pueden producir las plagas y enfermedades sobre las plantas cultivadas.

1. Asociación de varios cultivos. en el interior de una misma área.
2. Uso de plantas repelentes como la albahaca, orégano, cilantro, perejil, flor de muerto y otras.
3. Utilización de productos naturales como la cal. Se agregarán 5 g de cal por litro de agua, se procederá a su filtrado y posteriormente se aplica esa solución sobe las plantas (Principalmente cuando se traten de hortalizas de cualquier tipo)
4. Uso de tabaquina a partir del empleo de cigarros y tabacos. Se podrá utilizar cigarros enteros a la dosis de 2 por litro de agua o en caso de utilizarse colillas se pondrán de 10 a 15 por litro de agua. Previamente deberá retirársele el papel. Este material se podrá mantener en maceración durante 8 a 10 horas y 30 min antes de proceder al filtrado, agregarle una cucharada de cal o ceniza. Posteriormente se aplica sobre las plantas.
5. Empleo del árbol del Nim para la confección de un insecticida natural que puede ser utilizado para el control de numerosas plagas. Además del árbol del Nim también se pueden obtener otros insecticidas naturales de un numeroso grupo de plantas entre las que se pueden mencionar las siguientes:
a) Paraíso o pulsiana.
b) Flor de muerto.
c) Anón
d) Chirimoya. o anón manteca
e) Guanábana.
f) Cardona
g) Eucalipto.
h) Caña santa.
i) Crisantemo y otras muchas

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Paraíso, su empleo en la agricultura

ParaísoEl árbol “Paraíso”, “Pulsiana”, Cinamomo”, “White cedar”, “Persian Lilac”, “Darek” y “Chinaberry” (Melia azedarach L.) es un ejemplo de planta con la cual se puede producir un insecticida botánico. La potencialidad de esta especie como productora de principios activos con efecto insecticida, acaricida y nematicida ha sido demostrada a nivel internacional por diferentes autores (Breuer y Devkota, 1990 y Zhu, 1991). Los resultados alcanzados han sugerido a nivel internacional, emprender investigaciones aplicadas y de desarrollo para obtener y producir insecticidas teniendo como base los principios activos detectados en las hojas y los frutos de este árbol.
La plasticidad ecológica del “Paraíso” le permite crecer y desarrollarse en una amplia zona geográfica que conforman
países del área tropical y subtropical, pudiéndose citar a modo de ejemplo a Egipto, Israel, Siria, China, EEUU, México, Nicaragua, Honduras, India, Bangladesh, Cuba, Rep. Dominicana, Argentina, Australia, Japón y Brasil.
En Cuba esta planta es muy conocida, pues se encuentra diseminada a todo lo largo de la isla, incluyendo la Isla de la
Juventud, siempre muy vinculada a las comunidades o asentamientos urbanos debido a su valor ornamental y por su
significación religiosa y se le atribuye además según Roig (1974) algunas propiedades de carácter medicinal.
La actividad insecticida está dada por la presencia en las hojas y las semillas de un grupo de sustancias biológicamente activas (triterpenoides), entre las cuales se encuentran el melianone, melianol, meliantriol, que tienen efecto antiapetitivo e inhibidor del crecimiento en los insectos o provocan la muerte de éstos por su acción directa, lo cual ha sido corroborado por investigaciones de caracterización biológicas y químicas.
Los frutos después de secados debidamente se someten a un proceso de molinado, empleándose un molino de martillo o con similares características. La molienda será regulada hasta lograr un tamaño en la partícula de aproximadamente 2 mm. El insecticida producido en forma de polvo seco, si no se va a usar de inmediato, se envasará en bolsas de polietileno con capacidad de 1 kg., siendo posible su conservación sólo por un tiempo límite de 30 días, y ubicado en un almacén aireado, libre de humedad y de luz solar, utilizándose en los cultivos de maíz y sorgo, con aplicaciones directas en el cogollo.
Para el empleo en forma de extracto acuoso el insecticida obtenido en forma de polvo por el molinado de las semillas, se mezclará con agua en una proporción de 75 a 150 g por litro, se somete a agitación, a intervalos regulares, durante dos horas y se dejará reposar entre 12 y 24 horas para lograr una óptima extracción del principio activo.
Posteriormente, se procede al filtrado a través de una malla fina.
La solución acuosa preparada se puede asperjar, empleando las mochilas tradicionales si se trata de pequeños huertos u organopónicos/hidropónicos; en el caso de extensiones superiores, han de utilizarse las asperjadoras tradicionales. La solución final será aplicada en un volumen de 300 litros por hectárea en cultivos de granos y hortalizas. Se realizarán como mínimo 3 aplicaciones en un intervalo de 7 a 10 días durante la fase de desarrollo vegetativo. En cultivos de mayor porte y pastizales, se utilizará una solución final de 600 litros por hectárea.
Las aplicaciones se efectuarán en horas de la tarde, preferiblemente después de las 4:00 pm y podrá alternarse y/o mezclarse con aplicaciones de insecticidas biológicos como el Bacillus thuringiensis, con lo cual se logra un mejor control de las plagas y un mejor aprovechamiento de la maquinaria agrícola y la jornada de trabajo.
Cuando se vaya a usar el producto insecticida en forma de polvo seco, el material molinado podrá aplicarse de inmediato, directamente al cultivo, como ya se explicó para el caso de sorgo y maíz o conservarse de 30 días hasta 3 meses. El insecticida así preparado, se aplicará a razón de 3 g/planta procurando que el espolvoreo sea dirigido hacía el cogollo (maíz y sorgo) para que penetre en el mismo. Las aplicaciones (3 antes del espigado) se realizarán cada 10 días, en horas de la tarde.
De acuerdo con los resultados de las investigaciones realizadas los principios activos contenidos en las hojas y semillas de Paraíso (Melia azedarach L.) han mostrado efecto antiapetitivo, insecticida y regulador del crecimiento en más de 40 especies de insectos y ácaros; de ellos se pueden citar, entre los reportados como más importantes a nivel mundial, Epilachna varibestis Mulsant, Sogatella furcifera (Horvath), Sitotroga cerealella Oliver, Thaumetopoea pityocampa (Den. und Schiff), Callosobruchus chinensis Lucas, Spodoptera littoralis Boisd, Spodoptera frugiperda J.E. Smith, Heliothis virescens F., Plutella xylostella L., Pieris rapae L. y Panonychus citri (McGregor). De estas especies algunas también constituyen plagas de importancia económica en
Cuba por los daños que causan en diferentes cultivos agrícolas.
Para Cuba en particular, se ha podido reportar la bioactividad de diferentes preparados a base de Paraíso en más de 19 especies de insectos señalados como plagas de los cultivos económicos, entre las que se destacan, la Palomilla del maíz (Spodoptera frugiperda J.E. Smith), la Polilla de la Col Plutella xylostella L., la Mosca Blanca (Bemisia tabaci Genn)., el Falso medidor de las hierbas (Mocis latipes Guen), Diaphania spp., Herse cingulata (F.), Prodenia spp.,
Sitophilus oryzae L., Heliothis virescens F. y los pulgones de las cucurbitaceas Myzus persicae Sulzer y Aphis gossippi Glover.
Las evaluaciones agrobiológicas realizadas en el INIFAT para determinar la acción del insecticida botánico obtenido del Paraíso en forma de extracto acuoso y de polvo seco, muestran que es posible combatir un número considerable de insectos que constituyen plagas agrícolas, algunas de los cuales fueron mencionados anteriormente, lográndose una efectividad significativa del 70 al 90% con un mínimo de 3 aplicaciones, con la consiguiente reducción de sus poblaciones y por tanto de los daños que provocan a los cultivos.
El uso del insecticida producido a partir de las semillas de Paraíso, debe ser considerado como una alternativa más en el Manejo Integrado de Plagas (MIP), nunca como única vía para el control; por ello es recomendable combinar su aplicación con otros medios biológicos a base de preparados microbianos e insecticidas naturales elaborados a partir de especies vegetales, lo cual conlleva el correspondiente ahorro de maquinaria fitosanitaria, de la jornada laboral y la posible potenciación del efecto insecticida.
La producción y consumo del insecticida está dirigida principalmente al pequeño propietario, a los huertos de autoconsumo municipal, al cooperativista, siendo factible su empleo en las Empresas de Cultivos Varios, también en la producción hortícola en condiciones de hidropónico y organopónico, donde es posible controlar plagas tan importantes como la mosca blanca, áfidos, minadores, etc.
La protección del resto de los cultivos como las viandas, tabaco y los granos podrán hacerse a partir de aplicaciones de extractos acuosos preparados en dosis que fluctúan entre 75 y 150 g por litro, lo que dependerá de las características de la plaga y del cultivo. Utilizando esta dosificación, se observará un buen control en la generalidad de las plagas.
En los pastizales y en las plantaciones de cañas de fomento, los ataques del falso medidor de las hierbas M. latipes podrá ser controlado con 3 aplicaciones de extractos acuosos durante el período de mayor crecimiento vegetativo.
Resultados similares han sido obtenidos en experiencias usando formulados a base de extractos crudos concentrados para detectar la actividad insecticida y antiapetitiva sobre esta plaga.
Otra forma de empleo de los bioinsecticidas derivados del Paraíso, es mediante el formulado MELITOX 50 EC obtenido a partir de extracto concentrado de la semilla. Este producto ha mostrado al igual que la semilla molinada usada como extracto acuoso y polvo un buen efecto en el control de plagas de insectos tan importantes como Thrips palmi, Bemisia tabaci, Myzus persicae y otros, cuando es aplicado en dosis de 10 a 15 ml/L de agua.
En todos los casos para lograr un control eficaz las aplicaciones deberán realizarse en horas de la tarde (después de las 4:00 pm) y evitar la degradación de los agentes activos por efecto de la acción de los rayos ultravioletas de la luz solar, con lo cual se podrá reducir la actividad destructiva de los insectos que se manifiestan de manera intensa, en horas de la noche.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Producción y uso de bioplaguicidas de origen botánico.

Ärbol del NimLos productos naturales para el combate de plagas agrícolas, en la actualidad y en el futuro próximo pueden constituir una herramienta importante dentro del Manejo Integrado de Plagas (MIP), pues ha sido una práctica frecuente del campesinado cubano, hacer uso de extractos acuosos a partir de desechos de la cosecha del tabaco y otras especies botánicas para asperjar sus cultivos con la finalidad de eliminar el ataque de insectos dañinos y también proteger sus semillas utilizando el polvo de tabaco. Con esto lograban preservar de un año para otro los granos que le servían de alimento, y los que emplearían como semilla en las próximas siembras.
Entre los plaguicidas naturales más conocidos en Cuba desde la década de los años 40, se pueden citar la nicotina, la rotenona y la piretrina que están presentes en los extractos de plantas pertenecientes a los géneros Nicotiana, Tephrosia y Chrysanthemum.
La búsqueda de nuevas fuentes para la obtención y desarrollo de otros tipos de plaguicidas efectivos y no contaminantes del medio ambiente, cobró auge a nivel internacional en los años 60, por lo que en Cuba se intensificaron las investigaciones a finales de 1985, contándose en la actualidad con un caudal de conocimientos sobre las potencialidades de la flora nativa y exótica generadora de principios activos con los que se pueden preparar plaguicidas naturales o de origen botánico, tales son los casos del Nim (Azadirachta indica A. Juss), Paraíso (Melia azedarach L.), Tabaco (Nicotiana tabacum L.) Crisantemo (Chrysanthemum cinense Sabine), Flor de Muerto (Tagetes erecta L.) Güirito Espinoso (Solanum globiferum L.), Piñón Florido (Gliricidia sepium Jack), Barbesco (Thephrosia cinerea L. Pers), Añil cimarrón (Indigofera suffruticosa Mill), Anón (Annona squamosa L.) y Najesí (Carapa guianensis Aube), entre otras.
De todas las especies botánicas evaluadas en el mundo y en Cuba, el Nim posee mayor potencialidad como insecticida, productor de principios activos con efectos insecticidas, acaricidas y nematicidas. En 1990, se inician los trabajos concebidos para la explotación agroecológica del Nim en Cuba, con un impacto significativo en la producción agropecuaria, forestal, farmacéutica y de cosméticos, socioeconómico y ambiental, dichos trabajos han sido liderados
por el Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (INIFAT); toman parte en ellos un grupo considerable de instituciones científicas, docentes y de la producción agropecuaria. Las investigaciones derivadas del programa incluyen entre sus objetivos, el cultivo generalizado del Nim, la obtención y producción de bioinsecticidas, productos de uso veterinario e industrial, etc.
La propagación del Nim comienza teniendo como base las semillas producidas en los tres árboles adultos existentes en Cuba, introducidos de la India entre 1904 y 1909 a través de la antigua Estación Experimental Agronómica de Santiago de las Vegas, (hoy INIFAT), debiéndose alcanzar como meta el establecimiento nos de 1,5 millones de árboles en todo el país. Esas plantas aportarán la materia prima para la producción a gran escala de los bioinsecticidas para insertar en la estrategia cubana de Manejo Integrado de Plagas, contribuyendo además, a la aplicación de una agricultura cada vez más sostenible y ecológica, donde los plaguicidas naturales de origen botánico han de ocupar un lugar significativo.
Bioinsecticidas de Nim y otros derivados de uso pecuario.
Se ha comprobado en la práctica las posibilidades de producir por medio artesanal y a través de tecnologías industriales, productos bioinsecticidas derivados del Nim, efectivos contra una gama considerable de especies de insectos, ácaros y nematodos que constituyen plagas de importancia económica en la agricultura cubana, habiéndose reportado a nivel internacional su efectividad en más de 360 de ellas (Schmutterer, 1984). Este tratamiento resulta por demás, compatible con la entomofauna beneficiosa, los medios biológicos de origen microbiano y otras sustancias naturales debido a su baja persistencia y acción tóxica (Estrada y López, 1996). La efectividad biológica se debe a un grupo variado de sustancias activas con un alto efecto biológico, entre las que se destacan la Azadirachtina A y otras importantes como son la Salanina y la Nimbina. El conjunto de estas sustancias y, por la acción específica de cada una de ellas, producen en los insectos distintos efectos como son: repelente, antialimentario, esterilizante,
desorientador de la oviposición, insecticida y regulador del crecimiento. Investigaciones efectuadas durante los últimos 10 años, demostraron las potencialidades de los bioplaguicidas de Nim en el combate de más de 25 especies de insectos, ácaros y nemátodos que constituyen plagas agrícolas. Tales bioinsecticidas, considerando su uso como una alternativa en el Manejo Integrado de Plagas, podrán dirigirse al control de un número considerable de especies nocivas, entre las que se pueden citar: la palomilla del
maíz (Spodoptera frugiperda), la palomilla de la col (Plutella xylostella), mosca blanca (Bemisia tabaci), el minador de la hoja del tomate (Keiferia lycopersiciella), la chinche del arroz (Nezara viridula), el Cogollero del tabaco (Heliothis virescens), gusano del pepino (Diaphania hyalinata), falso medidor de los pastos (Mocis latipes), pulgones como Aphis gossypii, trips (Thrips palmi), minador de las hojas de los cítricos (Phyllocnistis citrella), gorgojo del caupí (Callosobruchus maculatus), gorgojo del arroz (Sitophilus oryzae), gorgojo del frijol (Acanthoscelides obtectus), ácaros
como Poliphagotarsonemus latus y Tetranichus urticae entre otros y nemátodos como Meloidogyne incognita, etc.
Después de terminado el proceso de beneficio de los frutos, de las semillas secas, al igual que las hojas de Nim, se obtiene la materia prima para la producción artesanal del bioplaguicida. Esta materia prima después de secada convenientemente, se somete a un proceso de molinado utilizando equipos manuales o eléctricos en dependencia de la disponibilidad local, con el objetivo de obtener un tamaño de partícula que permita realizar un buen proceso de
extracción del principio activo cuando se prepare el bioinsecticida para usar como extracto acuoso.
Para el combate de plagas agrícolas se pueden utilizar con éxito los productos CubaNim SM (semilla molinada) y FoliarNim HM (hoja molinada), en el primer caso, el extracto acuoso se prepara en dosis de 20 – 40 g/L de agua removiéndose la mezcla durante 4 – 8 horas, posteriormente se filtra y se aplica directamente al cultivo, en el segundo caso, se procede de igual manera en dosis de 50 – 100 g/L de agua. Cuando el tratamiento se realiza para el control de plagas de granos almacenados, deben utilizarse CubaNim SM en dosis de 5 g/Kg. y FoliarNim HM 50 g/Kg. Si se trata del combate de fitonemátodos, se recomienda aplicar los mismos productos en dosis de 50 y 100 g/m2 respectivamente, con un aporte adicional de suficiente NPK.
En aplicaciones de campo y en casas de cultivos por ejemplo, los productos CubaNim T (torta molinada), OleoNim 80 y NeoNim 60, empleados en dosis de 25 g/L de agua, como extracto acuoso y 10 y 5 ml/L de agua en forma de emulsión, son efectivos contra Bemisia tabaci en cultivo de tomate y pimiento; Thrips palmi en pepino, Myzus persicae en el cultivo de la habichuela y también sobre Diaphania hyalinata en melón. El porcentaje de efectividad que
muestran los productos sobrepasa el 90%, recomendándose aplicaciones preventivas a intervalos de 6 a 7 días, preferentemente en horas de la tarde. También se pudo apreciar un buen nivel de compatibilidad entre los bioplaguicidas de Nim, la entomofauna biorreguladora y otros medios biológicos empleados como bioinsecticidas, biofungicidas y biofertilizantes. Las posibilidades de uso de los bioinsecticidas de Nim sobre el control de las plagas agrícolas, se observa que en el control de T. palmi en pepino, en diferentes condiciones de cultivo, los resultados muestran que,
en el caso de organopónicos , los productos CubaNim SM y FoliarNim HM fueron efectivos en el control de esta plaga. Ambos productos mostraron reducciones significativas de las poblaciones a partir de los 3 días después de la primera aplicación, las que fueron más marcadas a los 7 días después de la primera, manteniéndose esos niveles de protección para el caso de FoliarNim HM después de la segunda aplicación, y resultando aún más efectivo el control que se establece con la aplicación de CubaNim SM, con la que se alcanzó una efectividad superior a 90% que ejercen estos productos, con los cuales se recomiendan el uso de los bioinsecticidas de Nim para combatir a Thrips palmi; dichos resultados corroboran también la posibilidad de insertar tales productos en el manejo integrado de esa plaga.
En la producción pecuaria se ha podido comprobar la eficacia de los insecticidas obtenidos del Nim para combatir la acción de diferentes ectoparásitos que afectan a la masa ganadera, tales son los casos de la garrapata (Boophilus microplus) en el ganado vacuno, la que para su control efectivo se emplea la semilla (CubaNim SM) o torta molinada (CubaNim T) a razón de 25 g/L de agua, asperjada una solución final de 3 L por animal y la hoja seca de Nim molinada (FoliarNim HM) en dosis de 150 g/3L de agua por animal. En el caso del aceite formulado (OleoNim 80), se utilizará una dosis de 50 ml/L de agua, asperjándose 3 L de la solución final para cada animal.
El ácaro y el piojo aviar (Megninia gynglimura y Menopon gallinae) en gallinas ponedoras, pueden tratarse con extractos acuosos de semillas, torta y hoja seca molinadas a razón de 15, 25 y 50 g/L de agua, alcanzándose un buen efecto de control, también se puede usar el aceite formulado en dosis de 10 ml/L de agua.
En el caso de los ácaros causantes de la sarna cunícula y porcina, se hacen hasta tres aplicaciones locales de la pomada (DerNim P), lográndose la erradicación de la afección en pocos días. Otra forma simple es la utilización de una pasta elaborada a partir de la semilla molinada mezclada con agua en proporción de 3:1, la cual se aplica
directamente en el área dañada de los animales afectados, teniendo además acción cicatrizante.
Las pulgas, los piojos, las garrapatas y otros ectoparásitos de los animales de cría son fácilmente combatidos, cuando se utiliza el polvo de hojas secas (FoliarNim HM) en forma de extracto acuoso. En bovinos, se recomienda aplicar dosis de 150 g/3L de agua por animal. Como vermífugo, se utilizará la hoja seca molinada a razón de 5 g por ternero como suplemento en la dieta y en adultos 15 g por animal, recomendándose hacer el tratamiento en tres ocasiones.
Para la comercialización de los productos derivados del Nim, principalmente sus bioinsecticidas, existe a nivel nacional una red de Consultorios-Tiendas del Agricultor, organizadas por el Ministerio de Agricultura, donde se ha visto que es factible la venta de tales productos, cuyos precios están al alcance de los agroproductores, tales como organoponistas, parceleros, criadores de ganado menor y otros comprendidos dentro del Movimiento Nacional de la Agricultura Urbana. Por otra parte, también se podrá usar el sistema establecido en el país para la producción y
comercialización de bioplaguicidas, pues éste concibe el autoabastecimiento y comercialización por parte de las Cooperativas y Empresas de Cultivos Varios, en tal sentido, usando este mecanismo se garantiza una efectiva comercialización de los productos del Nim.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Bambú

Casa construida con BambúEl bambú es una planta de origen Asiático relacionada desde siempre con el hombre ya que ha sido utilizado para su beneficio. En la imagen se aprecia una casa construida con Bambú en las Islas Salomón.

Generalmente se clasifica a los bambúes como una subfamilia de la extensa familia de las gramíneas, algunos la consideran un árbol pero en realidad es una hierba gigante que por las características de su tallo se considera leñosa.

Son plantas económicas y ambientalmente importantes, que posen multiplicidad de usos, con gran impacto económico, social, cultural, científico y ecológico. Los antecedentes relacionados con su utilidad se remontan a la antigüedad, y han formado parte del largo proceso evolutivo de muchas civilizaciones, sobre todo en Asia, África, América Tropical y parte de Europa.

La versatilidad de estas especies, han hecho posible la satisfacción de muchas necesidades humanas; por lo que sus servicios económicos y ambientales, forman parte integrante de la cultura material y espiritual de muchos pueblos. Más de 1000 millones de personas en todo el mundo viven en casas de bambú: este recurso forestal tiene ciertas ventajas sobre otros materiales de construcción, tales como el cemento, ladrillo y la madera en determinadas condiciones y lugares.

La especie Bambusa vulgaris Schrader ex Wendlan, es una de las especies más ampliamente utilizada con diferentes fines; forma parte de los géneros y especies de la subfamilia Bambusoideae en el mundo, que abarcan 41 géneros en América, entre 60-67 en Asía, África y Australia, para totalizar entre 101-108 géneros distribuidos en esas zonas geográficas; y las especies están distribuidas 470 en América, entre 700-900 en Asia, África y Australia. Por lo que se estima que las especies disponibles en el mundo actualmente sean aproximadamente de unos 1200-1400.

Cuba es la Isla de las Américas que cuenta con la más rica diversidad de bambúes. En ella se localizan siete géneros y 19 especies de bambúes nativos, así como siete géneros, 22 especies y cuatro variedades exóticas, introducidas a finales del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX. Generalmente los bambúes nativos son de pequeño tamaño y herbáceos. Debido a ello no tienen valor económico. No obstante, las especies exóticas asiáticas han penetrado visiblemente en la economía local del país.

El Estado Cubano ha dado gran importancia a la utilización del bambú en la reforestación por sus múltiples beneficios para el ambiente y el hombre, el rápido crecimiento de las diferentes especies permite aportes de biomasa aérea, lo que es muy importante ya que contribuye a enriquecer y mejorar la estructura y textura del suelo.

Desde 1999 se elaboró el Plan de Plantación Nacional de Bambú en conjunto con la Dirección Nacional Forestal de MINAG, que comenzó a ejecutarse en el año 2000, en las Empresas Integrales Forestales de país y por otros tenentes tanto estatales como privados. Este programa de plantación anualmente se analiza y actualiza de acuerdo al criterio de los empresarios y demás tenentes

La proyección hasta el 2015 prevé tener plantada 4 110,00 hectáreas, de las cuáles 2 530,00 (61,55%) se encuentran distribuidas en las cinco provincias orientales (Dirección Nacional Forestal, 2009).

La provincia de Santiago de Cuba plantará en ese período un total de 1900,00 ha, 950 de la especie Bambusa vulgaris Schrarder y 190 de la especie Guadua angustifolia Kurnt, que representa el 18,25% de la proyección nacional, en correspondencia con el desarrollo industrial previsto con el empleo de estas especies como materia prima en la fabricación de tableros de bambú, fabricación de vivendas, muebles y otros.

La especie Bambusa vulgaris Schrarder es la más naturalizada en Cuba y por esa razón aparece entre las especies priorizadas en las estrategias de manejo intensivo; presta importantes servicios ambientales, sobre todo en la lucha contra la erosión de los suelos, la corrección de las cárcavas y en la protección de las fajas hidrorreguladoras de ríos y arroyos, recomendada para ser ubicada en la primera línea de dichas fajas.

Bambusa vulgaris var. vulgaris, es quizás la exótica mas cultivada en Cuba y en la región del Caribe, donde se ha convertido en una importante fuente proveedora de madera con múltiples usos. Fue la primera especie introducida en la segunda mitad del siglo XIX y sigue siendo hoy la especie de bambú de mayor propagación y utilización en la isla. Crece a lo largo y ancho del país y en todo tipo de suelo. En Cuba se conoce esta especie de bambú con las denominaciones de caña brava o bambú.

Se observa en grandes cantidades, sobre todo en las regiones del centro y oriente del país, en las fajas hidrorreguladoras, cuencas y zonas montañosas, su altura promedio oscila entre 13-16 metros, el diámetro entre 10-12 cm y el grosor entre 8-12 mm.

Las demás especies llegaron a nuestro país en el periodo 1900 -1950. Fueron introducidas por la Universidad de Harvard con destino al Jardín Botánico “La Soledad,” actualmente Jardín Botánico de Cienfuegos.

La especie latinoamericana conocida como Guadua angustifolia Kunth, fue introducida en 1940 y se ha adaptado satisfactoriamente a las condiciones edafoclimáticas del Jardín Botánico. Hoy esta especie se ha propagado en otras regiones del país con buenos resultados.

Además de la Bambusa vulgaris var. vulgaris y la Guadua angustifolia Kunth, Otras especies exóticas se han propagado en la isla son: Bambusa bambos, Bambusa tulda, Dendrocalamus strictus, Dendrocalamus asper, Bambusa vulgaris var. vitata y Bambusa múltiplex.

Pero no es hasta 1989 con la creación del Grupo Nacional de Bambú y Ratan (GNBR), por el Instituto de Investigaciones del Ministerio de la Agricultura (MINAG), que se comienza a desarrollar trabajos investigativos a partir de un Proyecto Nacional (1990 -1995), por especialistas cubanos e internacionales, con diferentes especies de bambú, aportando varios resultados a la práctica productiva.

Estas investigaciones se materializaron en la Estación Experimental Forestal de Topes de Collantes, perteneciente al Instituto de Investigaciones Forestales, en la provincia de Sancti Spiritus. Ello abrió el camino para la investigación científica en materia de ecología, botánica, propagación, manejo, propiedades físico-mecánico de los culmos de varias especies de bambúes, trabajos acompañados de compuesto con cemento Pórtland, así como otras investigaciones, plagas y enfermedades, propiedades y usos, carbón vegetal, curado, secado y preservación químicos y naturales.
En la literatura se reportan resultados sobre la aplicación de los bioestimulantes para …
A pesar de una presencia de bambú en Cuba, que va más allá de dos siglos aún resultan insuficientes los estudios de caracterización dasomètrica, morfológica, taxonómicas y su regionalización ambiental con criterios científicos, que puedan constituir el soporte de una estrategia como la que está planteando el país para el desarrollo del bambú.
Los conocimientos disponibles y las experiencias existentes en este tema no dan respuestas a las necesidades actuales de la industrialización del bambú en Cuba; ya que dichos conocimientos están referidos a especies no difundidos aún a gran escala en el país como son algunas pertenecientes a los géneros Guadua y Dendrocalamus.

Todos los impactos positivos, servicios ambientales, alimentarios, energéticos y otras contribuciones de importancia económica, están relacionados de una u otra forma con sus variables dasométricas, de ahí la importancia de su caracterización y comportamiento en diferentes condiciones de sitio, para hacer un uso sostenible de dicho recurso.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El suelo un recurso natural muy valioso

El suelo es el recurso natural más valioso de un país, calificado con acierto como el puente entre lo inanimado y lo vivo. En el suelo, podemos encontrar minerales, materia orgánica, sustancias vegetales, materiales meteorizados, agua, aire y miles de formas diferentes de vida entre los que se destacan microorganismos y los insectos. Estos elementos cumplen una función en el mantenimiento del suelo. Vale la pena señalar que las condiciones de suelo favorables para el desarrollo de un cultivo se alcanzan en un periodo de tiempo largo, aún cuando las condiciones de meteorización de las rocas sean las más favorables. Así, en el trópico húmedo bastan 200 años para que se forme el suelo. Pero el proceso de formación normalmente se conduce a un ritmo mucho más lento, de solo un centímetro cada 100-400 años, y se requieren de 3000 a 1200 años para que el suelo sea suficiente para constituirse como un terreno productivo, sin embargo, el fenómeno de la erosión puede destruir en breve tiempo lo que la naturaleza demora miles de años en formar. Este fenómeno se cataloga como una seria amenaza, no solo para el bienestar humano, sino para su propia existencia. Por lo que es necesario detener este proceso tan destructivo, específicamente en las montañas se manifiesta mucho la erosión por realizarse actividades agrícolas sin proteger el suelo, por ejemplo establecer cultivos a favor de la pendiente que favorece el arrastre y pérdida de la capa vegetal del suelo por efecto del viento o la lluvia.

Medidas de Protección y Conservación de suelos
• Siembra en contorno.
• Surcar perpendicular a la máxima pendiente.
• Utilizar barreras vivas.
• Utilizar tranques o barreras muertas (madera, piedra, sacos con arena, etc.).
• Laboreo mínimo y evitar las quemas de los residuos de cosecha.
• Uso de abono verdes.
• Utilización de compost, humus de lombriz y materia orgánica (estiércol, cachaza, residuos vegetales, entre otros).
• Policultivos.
• Rotación de cultivos.
• Utilizar las técnicas de riego más apropiadas al cultivo y a la zona.
• Mantener el suelo siempre con cobertura para evitar las pérdidas por volatilización.
• Evitar la compactación del área de cultivo
• Hacer enmiendas y terrazas donde se necesiten.
Y lo más importante no tener áreas vacias, es decir, que estén sin cultivar estando aptas para producir.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Las fases de la luna y su influencia en la agricultura

Incuestionablemente para los agricultores, especialmente los de las zonas montañosas, ha sido un recurso de extraordinario valor utilizar las fases de la luna para realizar determinadas actividades a los cultivos, este conocimiento ha sido trasmitido de generación a generación de productores, sin embargo ha sido un tanto menospreciado por los técnicos y profesionales, sin duda es un conocimiento empírico valioso y que debe conocerse más.
La luna
Sembrar, teniendo en cuenta las fases de la luna, puede ayudar a la planta en su germinación, vitalidad y resistencia a las plagas. Además son muy importantes los requisitos en cuanto a: época de siembra, tipo de suelo, fertilización, humedad, luz solar y espacio.
Fase de Luna llena
La savia se encuentra en la parte superior de la planta, por tanto, no debemos podar, pues tarda más en recuperarse. Se puede transplantar, usar biofertizantes, poner trampas para las babosas. Es el tiempo para desyerbar.
Fase de cuarto menguante
Este es el tiempo de la mayor estimulación en la zona de la raíz. Buen tiempo para plantar las cosechas de raíces, como son la zanahoria, tubérculos y el cebollino. También es buena época para cortar madera: por ejemplo bambú o recolectar frutas como el zapote. Se puede hacer compost.
Fase de Luna nueva
Estimula el crecimiento de las plantas. Este es el momento adecuado para las podas, injertos, margullos, ya que la planta sanará más rápidamente. También para transplantar y recortar para animarlas en su crecimiento. Es muy buen momento para la aplicación de fertilizantes líquidos.
Fase de cuarto creciente
Tiempo que favorece el crecimiento de las hojas verdes de los cultivos que son utilizados como ensalada, apio, col, coliflor, espinaca, lechuga, hierbas y flores.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario